El nuevo carnívoro del grupo Burro Canaglia aplaza su apertura y, además de carnes maduradas y hamburguesas de autor, añade nuevas opciones gourmet para compartir y una carta de arroces al carbón.

 

La crisis del coronavirus y la instauración del estado de alarma obligaron en su día a aplazar su apertura, prevista para finales de marzo. Hoy sus propietarios barajan mitad de junio como el momento en el que las brasas de Hummo, el nuevo carnívoro del grupo Burro Canaglia, echen a arder por primera vez. Ubicado en el número 4 de la calle Juan de Mata Carriazo, en la zona de San Bernardo, por lo pronto las obras de Hummo han vuelto a reanudarse. «Tenemos mucha ilusión y nos gustaría abrir bien entrado junio, pero la situación actual nos hace no poder precisar con certeza», aclara Jesús Laborda, uno de los socios de la firma.

Asimismo, Laborda desvela que durante la cuarentena el grupo Burro Canaglia ha tenido la posibilidad «de perfilar aún más si cabe el concepto que definirá a nuestra nueva marca». De esta forma, las hamburguesas de autor y carnes maduradas de Hummo compartirán protagonismo con una carta de arroces al carbón o con nuevas opciones gourmet para compartir como la pierna de cabrito en dos cocciones con esencias árabes o el costillar de ibérico lacado con jarabe de Arce y Bourbon. «Nos decantaremos por recetas más premium, nada convencionales», apostilla el socio de Hummo que señala ingredientes como algas, trufas, vieiras o foie fresco como algunos de los ingredientes de las elaboraciones del establecimiento.

Acercar a un público amplio las ya mencionadas hamburguesas de autor y carnes maduradas con un ticket medio de unos 20 euros se mantiene como uno de los objetivos de Hummo. Para ello, el establecimiento contará con el mismo proveedor de carne que Burro Canaglia: Mahugo Gourmet que le suministrará distintos cortes de rubia gallega, vaca limousin, retinto, black angus, entre otras, ademas de ibéricos. Las citadas hamburguesas de autor serán hijas de estos cortes y será el establecimiento quien aconseje al comensal la opción más adecuada según el tipo de carne que desee.

La estética del local, que correrá a cargo del estudio Cota 7, se inspirará en la actual tendencia industrial con ciertas reminiscencias a un matadero. Su capacidad será para aproximadamente un centenar de comensales y contará con una terraza exterior para unos cincuenta, aunque, tal y como explica Laborda, se adaptará a las actuales circunstancias para garantizar las medidas de seguridad.

Más sobre Burro Canaglia, aquí.