Más de una decena de variedades de ovoides caseras ofrece el establecimiento en una carta croquetil que puede consumirse tanto in situ como para llevar. Pulled pork y queso con miel y nueces son sus últimas incorporaciones.

 

Desde siempre, las croquetas caseras clásicas de puchero y de jamón que elaboran en bodega La Sacristía de Almensilla han gozado de una excelente reputación en el Aljarafe. Es por ello, que el propietario del establecimiento, Ildelfonso Chacatergui, decidió hace unos meses ampliar la oferta de sus ovoides con una carta específica dedicada a estas creaciones. En ella tienen cabida más de una decena de variedades: gambas al ajillo, pringá, foie, boletus, queso y mostaza, merluza y gambas, bacalao, rabo de toro y espinacas con piñones, a las que se suman las tradicionales de jamón y puchero. Recientemente han creado dos nuevas combinaciones ‘pulled pork’ (o cerdo deshebrado típico americano) y queso con miel y nueces.

Todas ellas pueden consumirse en formato ración o media, ya sea de una única variedad o combinadas. «El variado es lo que más nos piden. La idea es ofrecer auténticas croquetadas que se puedan consumir tanto in situ en la bodega como para llevar», explica Cheman Pavón Sosa, gerente del establecimiento quien confiesa que son las ovoides de cola de toro y gambas al ajillo, junto a las clásicas, las más demandadas. El éxito de esta iniciativa de La Sacristía ha sido tal que, tal y como revela Pavón Sosa, cuentan «con un cocinero que se dedica exclusivamente todas las mañanas a la elaboración de estos productos».

Aquellos que deseen adquirir las croquetas para consumirlas en casa pueden encargarlas congeladas o recién hechas en el teléfono 605292729 o bien en la web del establecimiento.

Más sobre Bodega La Sacristía, aquí.