Cocidas o a la plancha, algunos restaurantes especializados y marisquerías sevillanas ya sirven las primeras “de coral”, de amplia hueva interior, especialmente demandadas.

 

Arranca la temporada de galeras de coral. Se trata de aquellas especialmente apreciadas por la larga y ancha tira de huevas que recorre su interior y le confiere un sabor especial. Aunque es posible encontrarlas en lonjas de Cádiz y Huelva a partir de diciembre, suele ser enero el mes en el que este marisco se encuentra en su mejor momento. En Sevilla ya pueden consumirse en algunas marisquerías y establecimientos especializados como es el caso de los restaurantes Bajo de Guía y Amarra. En ambos las traen directamente de la lonja del puerto de Bonanza en Sanlúcar de Barrameda. En Amarra las sirven tanto al vapor como a la plancha según explica su propietario, Ricardo Galán, que afirma que las mantienen en carta hasta primeros de abril. Por su parte, en Bajo de Guía, además de la galera al vapor y a la plancha, goza de gran fama la sopa de este marisco que también estará disponible los dos próximos meses.

Por su parte, aún aguardan la llegada de las primeras galeras de temporada establecimientos como Cañabota, la Barra de Cañabota, La Paraíta o la cervecería Chiquita y Fría de Gines. Coinciden en que esperarán a la semana próxima para recibir un producto que, según explica Antonio Martín, propietario de La Paraíta, «cada año cuenta con más aceptación y los clientes esperan con más ganas». En el caso de Cañabota, les llega este marisco desde Chipiona y los preparan de dos maneras: mientras en la Barra apuestan por la clásica galera cocida, en Cañabota cortan la cáscara de la barriga y la cocinan a la brasa de manera unilateral.

Las galeras cada vez son más apreciadas por los clientes locales. Foto cedida por la Barra de Cañabota.

Las galeras cada vez son más apreciadas por los clientes locales. Foto cedida por la Barra de Cañabota.

Aquí algunas recetas para hacer con galeras: cocidas, en crema…