Ante la imposibilidad de celebrar la que sería la XXXVI edición de la Exposición de Dulces de los Conventos de Sevilla y Provincia por el coronavirus, Ora et Labora Clausura en Sevilla ha editado un catálogo con la oferta repostera de cada uno de ellos que incluye cajas regalo navideñas.

 

Las monjas de los conventos de clausura de Sevilla y provincia se reinventan para salvar la campaña navideña de 2020. Por primera vez en treinta y seis años y debido a las restricciones por el coronavirus, el colectivo no podrá vender sus productos de repostería en la tradicional Exposición de Dulces de los Conventos que acogía el Alcázar. Por lo que las religiosas de clausura sevillanas han iniciado una campaña de promoción de sus dulces que invita a su adquisición en los tornos de los distintos conventos a través de un catálogo editado para la ocasión.

En él participan una veintena de conventos de Sevilla y provincia que, como novedad, han creado unas cajas de regalo navideñas con algunas de sus especialidades. Es el caso del convento de San Leandro y sus famosas yemas que para estos packs venden 50 unidades, el de Santa Ana y sus trufas y yemas, el convento de San Clemente que para la ocasión apuesta por el corazón de Santa Gertrudis o los de Madre de Dios, Santa María de Jesús o Santa Paula que han creado cajas surtidas y variadas.

Desde Ora et Labora Clausura Sevilla recuerdan que los ingresos proporcionados por estos dulces conventuales resultan «imprescindibles para el sustento de estos conventos» a la vez que consideran que «consumir productos de las monjas es una forma de valorar, conservar y perpetuar el rico patrimonio gastronómico y cultural sevillano».