El restaurante de Alcalá de Guadaíra sirve hasta finales de abril una original elaboración de huevos fritos en grasa natural de oca, con trufa y patatas.

 

Tal y como ocurre desde hace cuatro años por estas fechas, la taberna alcalareña Cuevas Anita la de san Miguel ha inaugurado su temporada de huevos de oca trufados. Tiempo dedicado a una elaboración que el equipo de Moisés Romero y Sandra Martín preparan con el huevo de este ave frito en la grasa natural de la oca, con aceite de trufa, un añadido de trufa rallada y una base de patatas agrias fritas en aceite de oliva. «Todo esto se rompe al llegar a la mesa ante los comensales y se convierte en un auténtico manjar», explica Moisés Romero, copropietario del establecimiento.

El dueño de la taberna Cuevas Anita la de san Miguel añade que estos huevos de oca los obtiene a través de Elaborados Sánchez Iglesias que surtirá al establecimiento hasta finales de abril «mientras dure la temporada, y antes de iniciar la del atún rojo». Los huevos de oca trufados se sirven en la taberna en formato plato para compartir y Romero invita a descubrir su sabor «muy similar al de huevo natural de gallina de siempre, pero más intenso y con una yema más densa. Merece la pena».

Más sobre Taberna Cuevas Anita la de san Miguel, aquí.