El restaurante Justa Rufina lanza un conjunto de cajas originales que esconden tapas creativas diseñadas por el chef Manuel Berganza para homenajear a la ciudad.

 

¿A qué sabe Sevilla? ¿Podrían introducirse sus tapas más emblemáticas en un solo recipiente? El restaurante Justa Rufina de Azotea Grupo responde a estas cuestiones con una propuesta doble con la que homenejea a la ciudad. Se trata de ‘Sevilla en una caja’, una propuesta gastronómica en forma de diferentes cajas que se apilan y en las que dentro de cada una de ellas se encuentran tapas creativas que repasan algunas de las recetas más típicas de la ciudad.

Según explican desde el grupo hostelero, este formato “es un diseño creado en exclusiva por Azotea Grupo y Justa Rufina es el único lugar en España en el que puede disfrutarse una experiencia de este tipo”. Las tapas que incluyen en ‘Sevilla en una caja’ son: Ensaladilla con ventresca de atún fresco, Croqueta de jamón con alioli, fritos de merluza con emulsión de cebollino, mollete con carrillera ibérica e hinojo encurtido, brocheta de bacalao y piparra stew panini y salpicón sobre hoja de cogollo. Todas ellas, revelan desde Azotea Grupo, han sido diseñadas por Manuel Berganza, chef Ejecutivo del grupo y que se encuentra al frente de la gastronomía de este espacio. “Berganza es el chef español más joven en haber logrado una Estrella Michelin fuera de España y, desde hace ya algunos años, se encuentra al mando del área gastronómica de todos los proyectos del grupo”, explican.

La experiencia ‘Sevilla en una caja’ se completa con un cóctel especial llamado Olores de Sevilla. Se elabora con mezcal joven, vino generoso amontillado, sirope de azúcar de caña, zumo de lima, zumo de uva ecológico, agua de azar y perfume de romero. Esta creación se incluye dentro de la carta de cócteles de este espacio diseñada por Luca Anastasio, director de bares y mixología de Azotea Grupo. “En definitiva, un repaso a los olores y sabores con los que se identifica la capital”. Además, de este cóctel destaca su puesta en escena “ porque al servirlo, se quema delante del comensal incienso cofrade y unas gotas de aroma de azahar, y se la copa se sirve sobre un azulejo de alfarería de Triana”. El precio de la experiencia ‘Sevilla en una caja’ con dos cócteles ‘Olores de Sevilla’ es de 49€.

Más sobre Justa Rufina, aquí