El grupo hostelero abrirá restaurante en las próximas semanas en el hotel Bécquer, ubicado en el centro de la ciudad

 

El famoso establecimiento palaciego Manolo Mayo abrirá en las próximas semanas un restaurante en el centro de Sevilla. Será en el Hotel Bécquer, sito en la calle Reyes Católicos, y recibirá el nombre de Mayo.

En una primera fase, el grupo hostelero ofrecerá una selección de la carta clásica de Manolo Mayo, pero sólo en formato para llevar. Lo hará en colaboración con la empresa sevillana GO Delivery, plataforma digital de reparto de comida a domicilio de reciente creación, que tras el éxito alcanzado en Utrera, Los Palacios y Dos Hermanas, da el salto a la capital con una propuesta respetuosa con el medio, con todos los vehículos con certificado 0% emisiones; con los trabajadores, todos asalariados por cuenta ajena, y con los clientes, con un servicio de call center, novedoso en este sector, para atender cualquier incidencia de forma personalizada.

En esta carta no faltarán las preparaciones imprescindibles que han marcado el éxito del restaurante de Los Palacios en los últimos años, como el pincho de langostino con queso de cabra y mermelada al oloroso, los piononos de esturión con crujiente de camarones, el foie de oca casero con compota de frambuesas al Oporto, la milhojas de salazón y ahumados sobre láminas de tomates de Los Palacios, el mini Cordon Bleu con salsa a la pimienta, el bacalao a baja temperatura gratinado con fondo de Vizcaína y los reconocidos arroces de Manolo Mayo, entre ellos el de perdiz y el de carabineros. Todos estos platos se sirven listos para consumir en el domicilio del cliente en un plazo inferior a 30 minutos desde la recepción del pedido.

Tras esta primera fase, aterrizará en Sevilla el restaurante virtual ÑAMM, que sólo se puede disfrutar a domicilio, con pedidos a través de la citada app de GO Delivery. Este formato innovador es la primera incursión del tradicional grupo hostelero palaciego en propuestas más jóvenes e informales, aunque, tal y como explican desde el restaurante, “ preservando las señas de identidad que han caracterizado su trayectoria desde 1963: producto de calidad, elaboraciones respetuosas y por encima de todo, honestidad con el cliente”.

Este formato está funcionando desde el pasado mes de febrero en Los Palacios, con éxitos como el violín de ternera, un bocadillo de pan de centeno relleno de carpaccio de solomillo de ternera, tomate natural de Los Palacios, jalapeños, cebolla roja encurtida, parmesano, salsa nikkey y mayonesa de cítricos, o la trufada, una hamburguesa extra con solomillo de ternera picado a mano, con salsa carbonara casera, setas trufadas y lascas de parmesano. Todas las elaboraciones salen de la cocina de Mayo, sin usar ningún tipo de salsa industrial, precocinados o productos de quinta gama.

Según reconoce Loli Mayo, jefa de cocina del establecimiento, “nosotros no sabemos hacer las cosas de otra manera, así que simplemente hemos aplicado nuestro estilo de cocina honesta, real, de producto, sin trampas ni atajos y con todo el cariño del mundo, a estas recetas más actuales, aun con el esfuerzo que eso supone”
Tras estas dos fases centradas en la comida a domicilio, el local abrirá sus puertas para acoger a clientes durante el mes de abril, tras finalizar la reforma que está llevando a cabo el estudio Persevera Producciones, autor de proyectos como los restaurantes Torres y García, Seis, Tradevo Centro o La Barra de Cañabota, entre otros.
Según José Manuel Mayo, gerente de Grupo Manolo Mayo, la iniciativa “supone un paso lógico para acercar nuestra cocina al público de Sevilla y todos sus visitantes, en una propuesta algo más informal, aunque sin perder la esencia de nuestra cocina y el servicio de calidad que siempre ha caracterizado a nuestra familia en estos 60 años de trayectoria.”

En este sentido, José Manuel Mayo añade que pese a la incertidumbre en tiempos de coronavirus “hemos recibido múltiples propuestas para instalarnos en Sevilla y era una demanda constante de nuestros clientes, por lo que estamos muy ilusionados con que por fin se hayan dado todas las circunstancias necesarias”.
La implantación en Sevilla de Manolo Mayo se enmarca en un acuerdo global con la familia Martínez, propietaria del Hotel Bécquer y del cercano Hotel Kivir. Además del nuevo restaurante, Mayo se hará cargo del servicio de room service del céntrico hotel y la oferta de restauración para sus salones. Para Alejandro Rodríguez, director general de ambos hoteles, “el acuerdo ha sido como una unión natural, porque nosotros buscábamos un socio gastronómico que nos aportara valor y respetara nuestros exigentes estándares de calidad con nuestros clientes, y la realidad es que ambas familias compartimos una visión común”.

Más sobre Manolo Mayo, aquí.