El fundador de Casa Robles fallecía a los 85 años de edad tras toda una vida dedicada a sus establecimientos que hoy conforman uno de los grupos hosteleros más conocidos de la ciudad.

 

El hostelero sevillano y fundador de Casa Robles, Juan Robles, fallecía el pasado domingo 21 de marzo a los 85 años de edad.  Referente de la hostelería sevillana, Robles ha dedicado toda su vida a una empresa familiar que hoy es uno de los grupos del sector más conocidos de la ciudad. Enamorado de su trabajo, aún en la actualidad se mantenía activo supervisando sus establecimientos, ya regentados por sus hijos Pedro y Laura Robles.

Fue en los años 50, cuando Juan Robles y su padre fundaron una pequeña bodega junto a la catedral donde servían vinos de Villalba de Alcor. «Hasta entonces me había ido formando en el negocio siguiendo sus consejos. Ya en la calle Álvarez Quintero, puede decirse que yo comandaba la nueva bodega con una ilusión enorme» El establecimiento pronto incorporó los platos y tapas basados en el recetario andaluz que granjearon gran fama y que serían el punto de partida del crecimiento del Grupo Robles. En la actualidad cuenta con cuatro restaurantes y un servicio de catering.

Adiós a Juan Robles, maestro de la hostelería. 

El forjador de un imperio

Juan Robles se ha mudado

Trabajar el sábado y morir el domingo