La destilería del Viso del Alcor Andalusí Beverages lanza esta bebida que compendia sabores y aromas procedentes de Andalucía, el Caribe y la zona más tropical de América del Sur.

 

La empresa andaluza Andalusí Beverages ha lanzado Obsession Orange, su nueva ginebra de 37,5 grados que tiene como base una selección de botánicos de calidad premium como el melocotón, la maracuyá o fruta de la pasión, la naranja y el pomelo. Realizan así lo que consideran «un compendio de sabores y aromas procedentes de Andalucía, el Caribe y la zona más tropical de América del Sur»

Obsession Orange se caracteriza por el contraste de sabores afrutados. Una ginebra que posee un color anaranjado intenso y brillante que aporta cromatismo en la copa. En boca, el destilado ofrece una sensación dulce y refrescante gracias al empleo de botánicos de orígenes andaluces, tropicales y caribeños. En nariz, el consumidor puede notar unos toques distintivos a enebro acompañado de notas cítricas junto al dulzor que ofrece el melocotón.

Esta nueva propuesta se suma así a la gama Obsession Gin de la destilería andaluza, un conjunto de ginebras que destacan por una fuerte presencia de toques florales y con reminiscencias a frutas. A través de Obsession Purple, Red y Classic brindamos a los consumidores una serie de experiencias que no se pueden encontrar en un tradicional gintonic”, explican desde la empresa sevillana.

Además de diseñar, elaborar y distribuir sus propios productos, como es el caso de la última propuesta de Obsession Orange, Andalusí Beverages ha ampliado recientemente su cartera de servicios y ha impulsado su perfil B2B (business-to-business). En este sentido, gracias a sus instalaciones ubicadas en el Viso del Alcor y Carmona, ofrece a clientes y particulares la posibilidad de desarrollar la idea inicial del producto hasta su fabricación final, pasando por los estados de elaboración, embotellamiento o el control de calidad.

Entre estas posibilidades, destaca el servicio de embotellado isobárico, muy demandado entre las empresas del sector. Se trata de una instalación de última generación destinada principalmente para el procesado de determinados productos donde exista presencia de CO2 o de bebidas gasificadas o carbonatadas, ya sea en botellas de plástico o vidrio. También desde la destilería se ofrecen las prestaciones de embotellado de bebidas con o sin alcohol, para miniaturas, así como servicio de manipulado.