Con motivo de la Cuaresma, aumenta el consumo de estas dos elaboraciones en el céntrico restaurante de alta cocina de David Pareja.

 

La proximidad de la Semana Santa hace que los comensales en hostelería demanden determinados productos y elaboraciones asociados con esta época del año. En el restaurante Meridional ocurre tanto con uno de los platos que se encuentra en carta desde su apertura así como con un postre de reciente creación: los chocos con chirivía en amarillo y la naranja sevillana.

En el primero de ellos, según explica el propietario de este establecimiento de alta cocina, David Pareja, los chocos cambian de textura para convertirse en tallarines pequeños y son confitados con aceite suave. El plato se sirve sobre puré de chirivía, un tubérculo a medio camino entre la zanahoria y la patata, teniendo como fondo caldo concentrado en amarillo con salmonetes, patatas y azafrán.

Meridional homenajea al sabor de la típica naranja sevillana con este postre. Foto cedida por el establecimiento.

Meridional homenajea al sabor de la típica naranja sevillana con este postre. Foto cedida por el establecimiento.

Por su parte, el postre de naranja amarga, que cobró vida hace un mes, supone, en palabras de Pareja, «un homenaje a la auténtica naranja amarga sevillana». La elaboración la conforman una crema inglesa de naranja junto a un sorbete también de naranja cubierto todo ello de merengue de azahar y perlas de naranja confitada.

Más sobre Meridional, aquí.