Sus beneficios no son solo nutricionales, ya que sus propiedades colaboran en la mejoría de los procesos del cuerpo, como digestivos, en la protección ante las enfermedades o aumento en la inmunidad.

 

Un alimento funcional es aquel que además de tener su propia función energética, tiene una labor funcional proporcionando beneficios saludables a cuerpo y mente. Los beneficios de estos alimentos no son solo nutricionales, ya que sus propiedades colaboran en la mejoría de los procesos del cuerpo, como digestivos, en la protección ante las enfermedades o aumento en la inmunidad. En pocas palabras, poder mantener la salud y el bienestar en general. Además, la incorporación de este tipo de alimentos a la dieta aportan una nutrición de mayor calidad y que está basada en el consumo de los alimentos enriquecidos que cubren las necesidades orgánicas.

Conociendo todos estos beneficios, Obando ha lanzado el primer pico funcional de mercado, compuestos por ingredientes como el jengibre, que presenta beneficios para el sistema circulatorio, nervioso e inmunológico, el brócoli, un gran antioxidante con grandes propiedades sobre el sistema cardiovascular y la cúrcuma, antiinflamatorio favorable para el sistema digestivo y renal, además de las conocidas cualidades del Aceite de Oliva Virgen Extra.

El nuevo producto está avalado por Alimentación Funcional y el doctor Escribano. Foto cedida por Picos Obando.

El nuevo producto está avalado por Alimentación Funcional y el doctor Escribano. Foto cedida por Picos Obando.

 

Este nuevo producto está producido por Panadería Obando y avalado por Alimentación Funcional, cuya misión es desarrollar la mejor oferta alimentaria en relación a la mayor calidad gastronómica posible junto a la mejor opción de salud que se pueda ofrecer. Todo ello con el doctor Antonio Escribano a la cabeza, uno de los referentes de la nutrición a nivel nacional e internacional, cuya reputación se ha visto acreditada en los últimos años en multitud de publicaciones especializadas y con su trabajo en clubes y selecciones deportivas de toda Europa.

Los alimentos funcionales son especialmente útiles en algunas etapas de la vida o para algunos sectores concretos de la población, como, por ejemplo, en personas con alergias, que poseen enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, intolerancias a alimentos determinados, estados carenciales y demás. Además, en la infancia y adolescencia son requeridos, puesto que son etapas donde hay desarrollo de los huesos, por lo que se debe comer alimentos que aporten calcio, vitamina C y D. Mientras, en el embarazo se necesita la ingesta de los alimentos que son ricos en ácido fólico para poder desarrollar el tubo neural del bebé.

Desde Panadería Obando recuerdan su compromiso con sus clientes desde 1965, «siempre con la artesanía, la tradición y la innovación como pilares fundamentales» Por eso, esta apuesta por el desarrollo de las necesidades de los consumidores, sin aditivos ni conservantes.

Más sobre Picos Obando, aquí.