El establecimiento reabre sus puertas el 20 de julio recuperando sus famosos desayunos, además de almuerzos y cenas y manteniendo la tienda para el desavío que inauguró durante el confinamiento.

Las famosas tostadas de pringá y la copa de anís ‘Ligaíto’ de Cá Baltanás de Alcalá de Guadaira vuelven a la vida y a consumirse en el establecimiento que les vio nacer. Tras unos meses funcionando como tienda y elaborando desayunos para llevar, el mítico bar alcalareño reabre sus puertas el 20 de julio con su horario habitual: de lunes a viernes de 6:00 a 15:00 horas y de 18:00 a 22:00 horas. Los fines de semana permanece abierto tan sólo durante las mañanas.

Según ha explicado el propietario de Baltanás, Juan Antonio Parra, el establecimiento se ha amoldado a la nueva normativa vigente habilitando nueve mesas en su interior con la distancia de seguridad pertinente. Asimismo, su concurrida barra de ocho metros albergará a partir de ahora «tan sólo a 8 personas, una por metro».

La tienda para el desavía inaugurada durante el confinamiento y que oferta las elaboraciones históricas de Cá Baltanás, desde pringá y carne mechá a botellas de su propio anís Ligado de Baltanás, se mantendrá. En ella han incorporado otras elaboraciones caseras de gran tirón popular como el famoso menudo de Capote del Viso del Alcor.

Más sobre Cá Baltanás, aquí.