Inspirados por la cultura panameña, los emprendedores sevillanos Guillermo Guerrero y Berta Brey pretenden popularizar el consumo de fruta entre sevillanos y visitantes a través de su creaciones naturales de zumería, heladería, gazpachería y cocos tailandeses.

 

Consumir fruta todos los días, a cualquier hora, de las maneras más insospechadas y también en formatos originales. Una concepción cultural y gastronómica que impactó tanto al informático sevillano Guillermo Guerrero durante sus dos años de vida en Panamá que quiso trasladarla a Sevilla tras su regreso. Por ello, Guerrero desterró el ordenador para dedicarse de lleno junto a su pareja, Berta Brey, a su proyecto personal: popularizar el consumo de fruta entre los sevillanos. Y para ello, nada mejor que hacerlo a través de creaciones propias y sorprendentes. «El consumidor local no está acostumbrado a tomar zumos de frutas realmente naturales. Ni tampoco a hacerlo de frutas tropicales como el maracuyá, el melón verde o la papaya. Con ‘Pura Fruta’ se las estamos dando a conocer», comenta Guillermo Guerrero desde su establecimiento de la calle Pérez Galdós, 34.

El establecimiento se ubica en la céntrica plaza de la Alfalfa. Foto cedida por Pura Fruta

El establecimiento se ubica junto a la céntrica plaza de la Alfalfa. Foto cedida por Pura Fruta

Allí, en pleno centro de Sevilla junto a la plaza de la Alfalfa, se decantaron Guerrero y Brey por instalar su pequeño establecimiento de productos para llevar que abrió las puertas después del confinamiento de marzo. En él, la pareja de emprendedores sevillanos elaboran a diario y en el momento un catálogo de nueve zumos con base de manzana cien por cien natural. También cuentan con su propio formato helado de frutas, similar a los populares ‘flash’, metido en plástico, tal y como Guillermo Guerrero aprendió en un viaje a Perú. «Los hemos bautizado como chupetes y gustan mucho entre pequeños y mayores».

Los chupetes, junto a los zumos, son los productos más demandados del local. Foto cedida por el establecimiento

Los chupetes, junto a los zumos, son los productos más demandados del local. Foto cedida por el establecimiento

La oferta de Pura Fruta se completa con tres tipos de gazpachos en los que se utiliza alguna fruta en lugar del tomate como ingrediente. Cuentan con tres especialidades: gazpacho de mango, de fresón y de cereza. También sirven cocos tailandeses que, según explica Guerrero, «son más pequeños que los tradicionales caribeños y con la carne más dura». Al tratarse de productos de temporada, tanto los gazpachos como los cocos dejarán de venderse en breve para dar paso a una nueva carta de invierno. Así, bebidas calientes como el café biológico, el té chai o el chocolate a la taza con ralladura de coco, virutas de frutas rojos o piña serán las principales novedades del establecimiento de la calle Alfalfa. «Además elaboraremos bolitas energéticas con albaricoque, frutos secos y semillas y seremos punto de venta exclusivo en Sevilla de los tradicionales pasteles de nata portugueses de la marca Nata Pura», revela el copropietario de Pura Fruta.

Cocos tailandeses y surtido de gazpachos de Pura Fruta. Foto cedida por el establecimiento

Cocos tailandeses y surtido de gazpachos de Pura Fruta. Foto cedida por el establecimiento

Aún así, Brey y Guerrero lo tienen claro: zumos naturales y chupetes son los reyes indiscutibles de Pura Fruta. «Y los mantendremos durante todo el invierno porque son atemporales y la respuesta entre el público local y los visitantes está siendo estupenda», sentencian.

Más sobre Pura Fruta, aquí.