El mítico establecimiento de la calle San Eloy cumple 50 años de vida. Sus populares gradas, huecas en su interior y traídas desde Alemania, protagonizan el cartel conmemorativo de este aniversario junto a varios sevillanos populares.

 

“¿Nos vemos en El Patio?” “¿La primera en el Patio?” No hay sevillano que se precie de serlo que no haya formulado en más de una ocasión alguna de estas preguntas. Como tampoco existe en la ciudad el que no conozca a qué lugar concreto se refiere alguien con esta interrogación. Porque en Sevilla el Patio es el del número 9 de la calle San Eloy, el mítico establecimiento del sinfín de montaditos, la cerveza bien tirada y los platos de jamón. El del azulejo en la puerta y las populares ‘escaleritas’ o gradas en el interior para tapear.

Un negocio señero, distinguido como uno de los más emblemáticos de la ciudad por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio, que cumple medio siglo de vida desde su fundación en marzo de 1972. Y que se propone conmemorarlo con una serie actos y actividades en homenaje a Sevilla, la ciudad que lo convirtió en punto de encuentro y referente. “Hemos llegado hasta aquí gracias a la respuesta y al cariño de los sevillanos, que nos han hecho parte de su historia y de sus vidas”, explicaban los hermanos Ignacio y Julián Gómez-Pando, actuales propietarios del grupo San Eloy en la presentación del cartel que conmemora su cincuenta aniversario. En él, el artista sevillano Pablo Álvarez recrea a nueve sevillanos populares de distintas épocas reunidos en el Patio de San Eloy. Así, comparten protagonismo en sus escaleras de azulejos personajes tan dispares como la Duquesa de Alba, el cantaor El Pali, el rockero Silvio, la actriz Rita Hayworth o el vendedor de plaza de Armas Howard Jackson. También contiene guiños a Curro Romero, Velázquez, Bécquer, los futbolistas Miqui Roque y Antonio Puerta o el mismísimo Curro, mascota de la Expo 92.

Rita Hayworth, la duquesa de Alba, El Pali, Howard Jackson y Silvio, entre otros, protagonizan el Cartel del 50 aniversario de El Patio. Foto cedida por el establecimiento

Rita Hayworth, la duquesa de Alba, El Pali, Howard Jackson y Silvio, entre otros, protagonizan el Cartel del 50 aniversario de El Patio. Foto cedida por el establecimiento

“¡Quién le iba a decir a mi abuelo cuando se vino desde Cantabria a Sevilla con solo 16 años que su Patio llegaría tan lejos!», rememora César Arenas, actual gerente del establecimiento. Arenas es nieto de Julián Gómez-Pando, fundador del grupo San Eloy. Su mirada adquiere una luz especial cuando rememora la figura de aquel joven cántabro que dejó su pueblo natal en plena guerra civil para «labrarse un futuro» junto a unos familiares en Sevilla. Los Gómez-Pando, según relata César Arenas, poseían tiendas de alimentación en el centro de la ciudad. Y Julián comenzó a trabajar en algunas de ellas e incluso, con el tiempo, creó las suyas propias junto a su esposa, Carmen González Lamadrid. «El abuelo tuvo muy buen ojo comercial. Curiosamente, él no era asiduo a bares porque no bebía alcohol. Pero supo detectar que al sevillano le entusiasmaban y decidió montar el suyo propio» Lo hizo en la calle San Eloy porque ya contaba con un negocio de alimentación allí. Para ello adquirió la vivienda del número 9, manteniendo sus característicos azulejos y también el patio que posteriormente le daría nombre. En un principio, desvela el nieto de Julián Gómez-Pando, El Patio de San Eloy tan solo servía vinos de Jerez «como cualquier taberna de la época. En los años 80 introdujo los primeros sandwiches fríos y la cerveza negra Skoll que le hizo muy famoso».

También en esos años cobró vida la famosa escalera o grada del interior del patio, que resultó un ingenio de Gómez-Pando para realizar funciones de almacenaje en su interior. «La hicieron en Alemania y está hueca por dentro. Nunca se pensó que en ella se vivirían tantas conversaciones, risas o peticiones de mano. ¡Ni que se haría tan famosa!», confiesa Cesár Arenas.

Ignacio y Julián Gómez Pando, actuales propietarios del establecimiento, en sus populares gradas. Foto: CosasDeComé

Ignacio y Julián Gómez Pando, actuales propietarios del establecimiento, en sus populares gradas. Foto: CosasDeComé

Tras el fallecimiento de creador del Patio de San Eloy a finales de esa década, sus hijos Ignacio y Julián se hicieron cargo del negocio familiar. A ellos se debe la introducción de los primeros y característicos montaditos en el establecimiento, la llegada de la cerveza Cruzcampo y la invención del que es, sin lugar a dudas, el producto estrella del establecimiento: el pastel vegetal. Se trata de una tarta de pan de molde rellena de tomate, lechuga, huevo duro, atún, mayonesa, zanahoria y maíz. Tiene tanto éxito que, revela César Arenas, ni los ibéricos o la inmensa oferta de montaditos, más de veinte, con los que cuentan le llegan a hacer sombra. En El Patio este pastel es el rey. Le siguen en demanda los serranitos, el clásico montadito de pringá y la ‘hamburguesa-serranito’, otra curiosa invención de la familia Gómez-Pando.

Pastel vegetal, producto estrella del Patio de San Eloy. Foto cedida por el establecimiento

Pastel vegetal, producto estrella del Patio de San Eloy. Foto cedida por el establecimiento

«Siguen pasando los años y el Patio de San Eloy alcanza tanta popularidad que se decide abrir otros locales con su misma estructura y carta. Eso sí, nada de franquicias. Manteniendo la identidad y calidad de los productos», explica César Arenas. En 2001 el ya grupo San Eloy inaugura su segundo establecimiento en la calle San Jacinto al que le seguirían una docena más hasta el día de hoy. Todos ellos constan de azulejos artesanales de Triana, color albero en las paredes, vidrieras en el techo, jamones colgados sobre la barra y vitrina de montaditos, a imagen y semejanza del primigenio Patio de San Eloy que fundara el abuelo Julián Gómez Pando. «Y por supuesto un servicio amable y cercano. Que eso es esencial para llegar a ser punto de encuentro para los clientes», añade Arenas quien puntualiza que por la empresa han pasado desde sus inicios más de 6000 empleados, «ellos también forman parte del alma de nuestro grupo y se encuentran de celebración en este 2022».

Paralelamente, a la expansión con la marca ‘el Patio de San Eloy’ el grupo de la familia Gómez-Pando cuenta con otras líneas de negocio como restaurantes y cáterings Pando, las tiendas gourmet La Alacena de San Eloy y las cafeterías-churrerías Picatoste. Arenas Gómez-Pando se convirtió en el gerente de todas ellas en 2010 cuando abandonó su profesión como asesor de empresas multinacionales para entregarse de lleno al negocio familiar del que se siente sumamente orgulloso. «Y todo comenzó aquí. En una casa de la calle San Eloy convertida en bar que se fue haciendo a sí mismo. Hoy es el alma de nuestro grupo»

 

Más sobre El Patio de San Eloy, aquí.