El establecimiento mantiene su especialización con la cocina típica de la marisma con arroces, camarones, cangrejos de río, pescado de estero o pato salvaje e incorpora ahora una zona de tapas y algunas propuestas gastronómicas con toques más creativos

 

El famoso restaurante Estero de Isla Mayor, fundado en 1986 y uno de los referentes en la cocina de las marismas del Guadalquivir ha reabierto sus puertas en esta población. La novedad es que lo hace en un nuevo edificio situado muy cerca del que ocupaban anteriormente y que se cerró en marzo de 2020, cuando se declaró en España el Estado de Alarma por El Coronavirus y tuvieron que cerrar los establecimientos.

Victor Pallares Verdugo, el propietario del establecimiento desde 2018, cuando se lo adquirió a la familia Santoyo, los fundadores del establecimiento, señala que «abrimos al público el pasado 24 de noviembre. Las obras del nuevo restaurante nos han llevado casi año y medio de trabajo». Ha sido él mismo el que se ha encargado de todo. El sitio es amplio. Ocupa 400 metros cuadrados y está en la planta baja de un edificio de la plaza José Barco, en pleno centro de Isla Mayor. Pallares señala que la falta de acuerdo con los propietarios del anterior local, situado a pocos metros, le hizo tomar la decisión de poner en marcha el nuevo establecimiento.

Uno de los comedores del nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome.

El sitio tiene varios ambientes. Al entrar hay tres terrazas, todas cubiertas. Una, la situada junto a la avenida Rafael Beca, está dedicada a restaurante. Junto a ella otra terraza de mesas altas dedicada al tapeo y una tercera con un mobiliario más informal dedicado a las copas para después de las comidas. Dentro hay hasta 3 comedores. Un primer salón, desde el que se ve como trabajan en las cocinas a través de unos amplios ventanales, se puede utilizar tanto para tapas como para restaurante. Está decorado en tonos claros y por la paredes hay fotos de recuerdos del establecimiento y también motivos referentes al mundo de la marisma. Al fondo, un salón mayor, decorado con cuadros está pensado, sobre todo, para eventos. En total se pueden atender a unas 200 personas, según los cáculos de Pallares.

En lo gastronómico el restaurante sigue el mismo estilo centrado en la cocina marismeña que ya tenía El Estero desde su fundación. De hecho se mantiene incluso la misma vajilla que se utilizaba antes del cierre con los platos marcados con el logotipo del sitio y los arroces siguen llegando a la mesa en unas vistosas cazuelas de barro donde se elaboran.

Victor Pallares señala que «mantenemos toda la esencia de los esteros. Los productos son todos locales. El arroz que utilizamos es de Arrozúa y los camarones y el albur vienen de Veta La Palma. También tenemos otros pescados de estero y no faltan los cangrejos de río que se preparan de varias formas o el pato salvaje, también característico de nuestra cocina». La novedad está ahora «en que hemos introducido también algunas propuestas más innovadoras por que nos lo pedían los clientes». Así, además de la carta habitual tanto en la zona de tapas como en la de restaurante se ofrece ahora una segunda carta con novedades que van cambiando frecuentemente y donde se da rienda suelta al lado más creativo de la cocina.

Los arroces se sirven en unas llamativas cacerolas de barro. Foto: Cosasdecome

El arroz con pato y el de cangrejos de río siguen siendo las estrellas de la casa, pero ahora también han incluido como novedad los arroces secos en paella. Ponen uno del señorito y otro negro. Los cangrejos de río, que se siguen ofreciendo fritos y acompañados con huevos fritos y un aliño de pimientos y tomates, se ofrecen también acompañados de una fritura de verduras y de otra forma novedosa, en un wok al estilo asiático.

El albur lo tienen a la plancha, macerado y aliñado y los camarones se pueden tomar en tortillitas, fritos con un aliño de pimientos y tomates, en un arroz seco, decorando una ensaladilla o también como acompañamiento a un salmorejo.

Colas de cangrejo con huevos fritos y aliño de pimientos. Foto: Cosasdecome

El pato, además de tomarse con arroz, el plato estrella del establecimiento, se puede tomar también en un paté.

Además ahora tienen tataki de atún, algunas ensaladas con un toque innovador, un tartar de tomate y atún o unas gyozas (empanadillas japonesas) rellenas con pollo, verduras y algas wakame.

Victor Pallares señala que «tenemos que adaptarnos a todos los públicos y por eso añadimos estas novedades». Asimismo anuncia la puesta en marcha de un menú ejecutivo para los días laborables «y nuestra intención de colaborar para incrementar el turismo en la zona colaborando con otras empresas e instituciones.

El sitio también tiene un amplio apartado de postres donde sigue reinando la mousse de caramelo, un sorprendente postre creado hace más de 20 años por Enrique Santoyo, el creador del restaurante y que sigue igual de actual aún con el paso de los años.

El soufle de caramelo. Foto: Cosasdecome

Horarios, localización, teléfono y más datos del restaurante El Estero, aquí.

…Y además

Arroz, el oro blanco en grano de Sevilla