El hostelero Nacho Zamudio lidera esta nueva etapa de la taberna en la que ofrecerá conservas, chacinas, montaditos y tostas elaboradas con pan de Alcalá de Guadaira. Para acompañar vinos de barril de Sanlúcar de Barrameda

 

El sitio ha cambiado bastante, aunque sigue manteniendo el aire de taberna. Al entrar algunas mesas altas y luego una especie de reservado que recuerda a las casetas de feria, con mesas bajas y bancos y sillas de enea, pintadas en rojo caldera y a juego con las columnas y las vigas del techo. Luego una barra, también en madera oscura, una contrabarra muy larga y alguna mesa más al fondo. Fuera una terraza con mesas altas que escoltan a la portada del establecimiento, también en madera y color rojo. A su lado, pintado, el logotipo de la bodega y el año de su fundación, 1893. La pared recubierta hasta media altura con azulejos.

Nacho Zamudio, natural de Alcalá de Guadaira, 39 años y desde los 16 en el mundo de la hostelería señala «que le tenía echado el ojo a este sitio desde hace mucho tiempo. Por eso cuando me enteré que cerraba, pensé en intentar cogerlo».

Para Zamudio es su primer negocio propio en Sevilla, aunque antes ya había regentado algún bar de copas en su ciudad natal. Encima del mostrador llaman la atención varios barriles de vino que contienen vinos de Sanlúcar. Son de la bodega Delgado Zuleta que también les trae el vermú de la casa. Los jereces son uno de los atractivos de la nueva Bodega San José, un sitio muy popular en El Arenal y que cerró hace tan sólo unos meses, tras 80 años regentada por la familia Bueno.

El hostelero señala que «queremos llevar a cabo una nueva etapa, con nuestra personalidad. Esto será una taberna en la que tomar una copa de vino o una cerveza acompañada de unas tapa frias, pero cuidadas. Tenemos  conservas, quesos, chacinas y una amplia variedad de montaditos y tostas que hacemos con pan que traemos de la panadería Francisco Portillo e Hijos de Alcalá de Guadaira».

Nacho Zamudio tras el mostrador de la bodega San José. Foto: Cosasdecome

Por el momento los montaditos que están teniendo más éxito es el de pringá casera, el de chorizo picante con queso de cabra payoya o un plato  que hacen con una torta de Alcalá de Guadaira a la que ponen por encima queso Provolone, albahaca y pimienta.

Para acompañar además de los vinos de barril, jereces embotellados y vinos andaluces. «Queremos poco a poco ir aumentando el surtido, pero esta es nuestra apuesta», declara el hostelero.

Una de las tapas del establecimiento. Foto: Cedida por la bodega San José.

Llama también la atención la decoración de las paredes. Además de algunos carteles antiguos hay una colección de fotografías de ambiente sevillano del fotógrafo Antonio del Junco

Horarios, localización, teléfono y más datos de la bodega San José, aquí.

Más tabernas en Sevilla, aquí.

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano
Suscríbete a Cosasdecome Sevilla aquí.