Parpatana, el establecimiento especializado en rojo de almadraba de Nervión, se traslada a esta calle donde ofrece una nueva oferta más centrada en la tapa y con sólo cenas durante el mes de agosto

 

Alberto Carrasco, 35 años, nació en Sevilla pero su vida de niño fue entre constantes idas y venidas a Barbate. Allí se enamoró del atún y las almadrabas. Luego estudió cocina en la Escuela de La Taberna del Alabardero de Sevilla y se fue al Norte donde estuvo en cocinas del prestigio de Arzak o Subijana. Volvió a Sevilla, donde también estuvo en casas de renombre como Oriza o incluso llegó a ser profesor de la propia taberna del Alabardero. Luego vino su propio negocio, también en Sevilla, Parpatana, que abrió en Nervión en el año 2016.

Entrada al nuevo establecimiento. Foto: Cedida por Parpatana

Ahora Parpatana ha cambiado de localización, se ha mudado a una zona más cercana al centro, a la calle Recaredo siete, muy cerquita de otro templo de la hostelería sevillana, Becerrita.

Parpatana, haciendo honor a su nombre, seguirá estando especializado en atún rojo de almadraba, una materia prima que traen desde Cádiz y que le suministran las empresas Gadira y Petaca Chico, pero cambia un poco su concepto de negocio que se centrará ahora más en la tapa.

Carrasco señala que llevaba ya tiempo queriendo estar en el centro de la ciudad y cuando surgió la oportunidad de este local en Recaredo decidió aprovecharla. Ha sido el mismo el que se ha ocupado de llevar a cabo la decoración del local que tiene una capacidad para unas 60 personas entre la barra, las mesas altas y bajas del comedor y una terraza.

La carta no es muy amplia, una treintena de propuestas, muchas de ellas ofrecidas en formato tapa y que giran en torno a cinco apartados: entrantes, propuestas con pan rústico, pescados, carnes y la estrella de la casa, la zona dedicada al atún rojo de almadraba. Algunas son nuevas creaciones y otras, éxitos del antiguo Parpatana.

Plato de atún «vuelta y vuelta» de Parpatana. Foto. Cedida por el establecimiento.

Carrasco señala que trabajan todas las partes del atún, ya sea fresco en temporada (mayo y junio) o congelado a menos 60 grados, durante el resto del año. Así tienen desde un tartar (16 euros) o hasta unas huevas de leche (el semen del atún) que preparan con cebolla caramelizada y que se puede tomar en tapa por 4,5 euros.

No falta tampoco la ventresca de atún vuelta y vuelta que, en algo poco habitual en los restaurantes, se puede tomar por tapas a 6 euros.

El precio de las tapas del local oscilan entre los 3 euros de la mojama de atún o los 3,90 de la ensaladilla de pulpo, una de las estrellas de la casa, a los 7,50 que cuesta el pescado de roca con mantequilla de hierbas y lima.

Durante el mes de agosto Parpatana tan sólo abrirá por las noches y de lunes a viernes. Aconsejan reservar en el número 692202909. Cuando llegue septiembre el local cambiará de horario y abrirá ya para almuerzos y cenas. La idea es cerrar los domingos por la noche y lunes completos.

Aquí puede ver completa la carta de Parpatana en la calle Recaredo

¿Quiere saberlo todo sobre el atún rojo de almadraba? pinche aquí.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Parpatana, aquí.