El establecimiento, puesto en marcha por el cocinero Alessio Balestrieri, elabora los bocatas con pan del horno de Antonio Gorrión de Lebrija y llevan ingredientes como alcachofas, setas, Jamón de Praga o quesos de Italia

 

El «Praga» lleva unas lonchas de Jamón de Praga, una pata de cerdo cocida y ahumada y que es un producto típico italiano, además de alcachofas confitadas y setas. Todo va envuelto en un pan como de chapata realizado por el horno de Antonio Gorrión de Lebrija, ligeramente tostado.

Otra opción el es «Roma» que lleva Porchetta, la versión italiana de la carne mechá, un queso suave también de origen alpino y una salsa tartufata, que tiene como principal ingrediente las setas.

Como sé que te ha picado la curiosidad te detallaré una tercera opción: el «Enna» que lleva berenjenas a la parrilla, queso Scarmoza ahumado y tomates secos.

En total hay hasta 6 propuestas de bocadillos con acento italiano. La idea es del cocinero Alessio Balestrieri, un profesional que este año cumple 40 años, que nació en Italia aunque lleva en Sevilla quince años. Balestrieri es especialmente conocido en la ciudad porque es cocinero y también socio del restaurante Lobo López, un puesto que ahora combina con su nueva iniciativa hostelera ya en solitario.

El cocinero Alessio Balestrieri con los panes que sirven para el desayuno. Foto: Cosasdecome

«Estamos muy sorprendidos con la acogida que han tenido los bocadillos» señala el cocinero. En principio los habían previsto para las comidas y cenas, pero la sorpresa ha sido que el público los está pidiendo para desayunar y «por eso, no solo los estamos ofreciendo ya para los desayunos sino que vamos a incrementar la carta de las mañanas con más propuestas con embutidos italianos».

El establecimiento ofrece también desayunos tradicionales y también alternativas como el muesli. Todo, de todos modos, bastante cuidado. De hecho traen el pan de un obrador de Lebrija que destaca por sus buenas elaboraciones, el horno de Antonio Gorrión que ya trabaja con varios establecimientos de la ciudad. De ellos son también otros panes que tienen para el desayuno como molletes o piezas integrales.

Terracota abrió sus puertas el domingo 1 de mayo, coincidiendo con la apertura de la feria de Sevilla. El sitio está en la zona de Torneo y tiene dos entradas, una por la propia avenida, donde está también la terraza, y otra por la calle Avicena n. 7. Además de la terraza cuentan con un salón con mesas bajas y una pequeña barra.

Vista exteior de Terracota desde Torneo. Foto: Cosasdecome

La oferta gastronómica no se centra sólo en los desayunos, que ofrecen todos los días de la semana, sino en una carta pensada para almuerzos y cenas y que es una original combinación de productos italianos con formas de cocinar andaluzas e internacionales.

No se puede hablar de un restaurante italiano y desde luego no es una pizzería, ya que no existe este plato en la carta. Ofrecen una treintena de propuestas, algunas bastante llamativas como una ensaladilla de pringá que además de las patatas, la zanahoria o la mayonesa lleva trozos de pringá del puchero que ellos mismos elaboran y un poco de chicharrones picados por encima, para decorar.

Aunque utilizan quesos italianos para la cocina, ofrecen también una carta de quesos andaluces para picar o un salmorejo cordobés. Entre las propuestas para empezar la comida otra de las que está teniendo más éxito es un carpaccio de lubina con hinojo y cítricos y un plato muy italiano el «Vitello Tonnato» que elaboran con ternera, espuma de atún y anchoas.

Ofrecen también algunos platos para vegetarianos como unas verduras asadas que se complementan con queso Feta, polenta y mango.

La carta juega mucho con la fusión de diversas culturas. Así hay unas croquetas de chuletón o un «perrito» de gambón. Alessio destaca que «todas las salsas y elaboraciones las hacemos nosotros. Por eso nuestra carta no es amplia ya que requiere mucho trabajo».

Un plato original que también está gustando es la lasaña de cordero con una mezcla de quesos italianos y tomates tipo pera. No faltan tampoco los risottos como el de gamba roja. Está un plato tan andaluz como la carrillada pero se guisan con sake (un aguardiente japonés) y mostaza.

El wok, un salteado al estilo oriental hecho con noodles (fideos), también lleva su toque italiano con el queso Scarmoza y los pistachos. El plato se termina con verduras también salteadas.

Comedor de Terracota. Foto: Cosasdecome

No faltan tampoco creaciones más destinadas a un público más joven como varias hamburguesas, unos macarrones a los cuatro quesos o un costillar de cerdo con salsa barbacoa.

La misma originalidad de la carta se mantiene también en las bebidas. Así hay una selección de cervezas que se complementan con otra de cocteles (otra especialidad del cocinero) y batidos con frutas naturales. Ofrecen también «frappés», cafés con hielo que se aromatizan con diversas propuestas y que se pueden acompañar con nata.

En los cafés también hay diversas combinaciones y ofrecen postres de elaboración propia como la tarta de galleta o la de queso.

Alessio destaca que «estas son nuestras primeras propuestas. En los próximos meses iremos incorporando nuevas especialidades, viendo también que es lo quieren nuestros clientes».

Horarios, localización, teléfono y más datos de Terracota, aquí.

…Y además

Aquí la gran guía de los desayunos de Sevilla

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano