Con la llegada de la Cuaresma regresa este original dulce que combina la tradición francesa con la sevillana.

 

Fue en 2020 cuando el pastelero Manu Jara fusionó por primera vez el croissant francés con la torrija sevillana dando vida al Torrisant. Con la llegada de la Cuaresma, vuelve a los establecimientos de Jara esta original creación de gran aceptación. En ella, se utiliza auténtica mantequilla francesa procedente de Normandía para realizar el croissant. Posteriormente, se emborracha en un almíbar especiado con miel de Aracena y perfumado con vino  de Montilla Moriles. Por último se reboza con azúcar y canela.

Además del torrisant, Manu Jara oferta las clásicas torrijas de vino y miel, las de leche y llamada torrija premium, elaborada con pan brioche caramelizado, empapado en café de origen con Baileys y coronado por una nube de mascarpone a la vainilla. Los torrisants se cotizan a 1,40 euros la unidad mientras las torrijas de vino y miel lo hacen a 2,90, las de leche a 2,60 y a 4,80 las de la modalidad premium.

Más sobre Manu Jara, aquí.