Ubicado frente al restaurante, en el número 5 de la avenida de la Cruz Roja, comparte carta con el establecimiento original actuando como una extensión del mismo.

 

Los hermanos Javier y Manuel Yebra ya tenían en mente el ampliar su famoso restaurante. Pero fue el confinamiento por el coronavirus de marzo de 2020 el que precipitó la decisión: la de hacerse con un local frente al establecimiento original que hiciera las veces de comedor del mismo. Y con la amplitud necesaria para guardar todas las medidas de distancia y seguridad exigidas por ley.

Ubicado en el número 5 de la avenida de la Cruz Roja, el nuevo espacio de Yebra tiene una dimensión aproximada de unos cien metros cuadrados y capacidad para unos treinta comensales que, según Manuel Yebra, «se convertirán en aproximadamente cuarenta y cinco cuando volvamos a la normalidad». Tal y como explica el copropietario, el comedor destaca «por la luminosidad que le otorgan grandes cristaleras, además de contar con ventilación externa e interna». En cuanto a la decoración, mantiene la línea estética de Yebra aunque incorporando elementos actuales.

El nuevo espacio tiene capacidad para unos treinta comensales más. Foto cedida por el establecimiento

El nuevo espacio tiene capacidad para unos treinta comensales más. Foto cedida por el establecimiento

Este nuevo comedor se sirve la misma carta que en el restaurante Yebra, al actuar como una extensión suya, compartiendo también horarios. Los platos se trasladan desde la cocina de Yebra hasta este nuevo espacio adecuadamente cubiertos y protegidos pasando en primer lugar por el office desde donde van al salón.

Más sobre Yebra, aquí.