El tartar de salchichón ibérico de Papirusa
Tapa
El tartar de salchichón ibérico de Papirusa
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

El tartar de salchichón de Papirusa parece, a priori, algo muy sencillo: picar salchichón y sazonar, ¿no? Nada más lejos de la realizad. El que prepara Diego Iglesias en su casa tiene fama por varias razones, y la primera es la materia prima: salchichón ibérico puro de bellota de Arturo Sánchez, uno de los grandes de Guijuelo (Salamanca).

Con el salchichón sin terminar de curar del todo se pica a cuchillo en pequeños trocitos, y se le añaden cinco ingredientes para que vaya cogiendo cuerpo: alcaparras, pepinillos, cebolleta fresca, mostaza de Dijón y mayonesa. El resultado, una delicia de textura cremosa y sabor potente a carne ibérica, que tiene un precio de 11 euros la ración cuando lo tomamos a finales de mayo.

Otras grandes especialidades de Papirusa son sus albóndigas de choco, que se hacen con una de esas recetas que van dejando las abuelas; los pescados a la plancha, siempre según haya ese día en el mercado; y las carne, tanto de cerdo como de ternera, que se preparan con mimo.

Tartar de salchichón ibérico. Foto: Cosas de Comé

Tartar de salchichón ibérico. Foto: Cosas de Comé

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Estamos ante una tapa de estudio complejo desde el punto de vista tapatológico. Por su producto estrella, el salchichón, se adscribiría al área de “fiambrerismo”, materia dedicada el estudio de las chacinas y los fiambres (como se le llama a las chacinas más chunguis como la mortadela, el choperpol o el desgracidamente casi desaparecido queso de cerdo). No obstante, por su preparación también se podría adscribir el hallazgo al área de tartarismo que estudia los steak tartar y los tartar de atún, además de lo que se ha llamado de manera científica “tartarismo creativo” que son tartar que son de otros ingredientes diferentes al atún o la carne.