El salón versallesco y dramático de Burro ocupa el segundo piso. Foto: Cosas de Comé.