Las papas aliñás con melva de la bodega Soto
Tapa
Las papas aliñás con melva de la bodega Soto
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

Papas generosas de tamaño, partidas a grandes cascos. Enteras de textura, sin desmoronarse, pero luego, cuando te las metes en la boca son casi crema de tiernas que están, una obra maestra de la papalñologia. Están jugosas. Han absorbido bien el aceite de oliva virgen extra de la cooperativa de Los Remedios de Olvera con las que las aliñán. Están sabrosas y con un punto de vinagre muy suave. Manolo Infante, propietario del local y que es el que las aliña habitualmente junto a Noelia, una de las camareras del establecimiento. Manolo señala que «las hacemos en una gran cacerola a fuego lento». Le ponen tan sólo perejil, cebolla, sal y un poquito de vinagre de Jerez, «un chorreón» señala Manolo. Luego por encima un lomo generoso de melva de la conservera Piñero y Díaz de Tarifa. Los picos con los que acompañan la tapa también al mismo nivel sobresaliente, de los de pan y hechos en un horno de Triana. La tapa, generosa de tamaño, sale a 2,50 euros (precio a diciembre 2019). Cuando las sirven, procedentes de un gran recipiente de forma cuadrada, son cariñosamente removidas para que todos los platos vayan jugosos. Es entonces cuando le colocan la melva por encima.

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Papaliñología:  No es una ciencia exacta, casi ronda con el arte y se dedica al estudio de las papas aliñás. Un tapatólogo no es un científico perfecto si no posee, al menos, 4 descubrimientos en esta ciencia.