Los mostachones rellenos de nata de Mostachones Diego Vázquez
Tapa
Los mostachones rellenos de nata de Mostachones Diego Vázquez
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

Una delicia. Imaginaté lo que es como un bocadillo dulce de mostachones de Utrera. La fórmula es un mostachón de Utrera, tamaño mini, buen pegotón de nata, otro mostachón mini por lo alto y azúcar glass por aquello de darle más glamour a la cosa. Cayó en cinco bocaos.

En Mostachones Diego Vázquez, el gran clásico de este dulce, señalan que estos mostachones rellenos de nata los llevan haciendo desde hace más de 20 años, aunque no recuerdan bien cuando se empezaron a elaborar. Son una variante de las lenguas de nata, otro dulce famoso de Utrera y se hacen con una masa muy parecida a la del mostachón, aunque no es exactamente la misma que utilizan en la pastelería para el mostachón clásico, el que va sin nada.

Los tienen a diario y la unidad sale a 1,30 euros. Para garantizar su conservación hacen el relleno con nata vegetal, pero eso no quita para que el conjunto sea de esos que disfrutas manchándote los labios para mayor disfrute.

Se pueden encargar también ya para liarla aún más con tocino de cielo en el interior, además de la nata o con crema de turrón. En este caso la delicia sale a 1,50 (precios a abril de 2018).

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Meriondología. La meriondología también es llamada en algunos ámbitos postsiestimo ya que el fenómeno se produce, en muchas ocasiones tras un periodo de siesta. El acto meriendológico, vulgarmente conocido como merienda puede hacerse mediante galletosis (ingesta de galletas o pastas), bollimia (consumo de bollería) o dursesia (degustación de durses, versión gaditana del pastelito). También se incluye en esta ciencia el mantecaismo o estudio de los helados o “mantecao” como se le dice en algunas poblaciones.