El establecimiento de Olivares tiene incluso una barca puesta junto a su terraza donde un espetero asa el pescado

 

Solo falta el ruido de las olas de la playa porque todo lo demás está. Unas palmeras rodean el aparcamiento donde está situada una barca, aún sin nombre…pero todo se andará. Allí Vicente Perojil, de 65 años se encarga cada día de poner la leña y luego ir ensartando las sardinas en los espetos para que se asen con la lumbre.

Están hechas al más puro estilo malagueño. Son medianitas de tamaño y se hacen «a la cochambrosa» sin quitarle sus vísceras para que así no se destrocen al hacerlas. Vicente, que fue camarero pero tambén trabajador en la construcción, lleva ya cuatro años con los hermanos Román Mateos echando los veranos como espetero, un arte que aprendió en el propio establecimiento.

Espetos de sardinas en la cervecería Er Traguito de Olivares. Foto: Cosasdecome

Los espetos de sardinas son el gran atractivo de la cervecería Er Traguito de Olivares entre mediados de mayo y principios de septiembre. Llevan ya 6 años poniéndolos y el plato se ha convertido en la gran estrella del establecimento durante el verano: «No sólo viene la gente de aquí sino de otras poblaciones de Sevilla, que se enteran y les atrae eso de probar así las sardinas. Cuando lo pusimos nos dijeron que estabamos locos…pero fijate».

Manolo Román cuenta que «la primera barca que pusimos, que la compramos en Lucena se nos quemó. No nos dio tiempo ni a ponerle nombre. La quería haber bautizado como La Fernandiña en honor a mi amigo Fernando Balbas que nos ayudó mucho con el proyecto, pero salió ardiendo. Compramos otra y seguimos con el proyecto. Ahora tenemos una nueva, mucho mejor preparada».

A los Román Mateos no le falta un detalle y en septiembre, cuando termina la temporada hacen incluso la fiesta «del entierro de la sardina. El año pasado no la pudimos hacer por lo del Coronavirus y este año me temo que tampoco, pero es una forma de cerrar la temporada». señala Manolo.

Las sardinas están jugosas y vienen sobre unos trozos de pan. El espeto trae media docena de unidades. Las tienen todas las noches, de martes a domingos y también al mediodía de viernes a domingos. El pescado lo traen de la tienda de la pescadería de Makro de Bormujos «porque nos dan muy buen servicio y siempre tienen las sardinas en condiciones». Pero Er Traguito tiene más cosas. Otro de sus puntos fuertes es el marisco. Tienen gambas, langostinos, patas y bocas. Lo sirven incluso por tapas a 2,80 euros. Manolo Román destaca «que lo cocemos todos los días».

Gambas cocidas. Foto: Cosasdecome

Manolo Román, que tiene 43 años, puso en marcha «Er Traguito» en el año 2007. El sitio está situado en una esquina frente a un centro deportivo dedicado al padel y el local cuenta con un salón comedor, donde también está la barra y una amplia terraza. Román es un veterano en el mundo de la hostelería. Ya regentó también «Er Buchito» y lleva el catering Román Mateos, un negocio que heredó de sus padres, Manolo Román y Regla Mateos que tenían el catering «El Pastorcito» muy conocido en la localidad.

También trabaja en Er Traguito, Alvaro, de 34 años, el hermano menor de Manolo. Además del marisco, tienen también pescado frito y luego guisos con las recetas de sus padres como la carrillada o la caldereta de «venao» que solo tenemos en invierno. También tienen montaditos «que hacemos en el grill». La estrella es el de pringá «que también es receta de mi madre». Las chacinas vienen desde Cumbres Mayores (Huelva).

La terraza de Er Traguito. Foto: Cedida por el establecimiento.

En el bar también ponen algunas tapas innovadoras como un donut realizado con hamburguesas de pollo, unas aceitunas fritas o un caramelo de rabo de toro. Manolo Román señala «que nos la sirven desde una empresa solo para freirlos y a la gente le gusta mucho».

El bar funciona de una forma original. Cuando llegas te entregan un par de cuartillas donde vienen todas las tapas y raciones con sus precios. Te entregan también un bolígrafo y vas seleccionando las tapas que quieres pedir. Los precios están muy ajustados. Una tapa de gambas sale a 2,80 euros, los montaditos van a 1,80.

Manolo Román Mateos tras la barra de Er Traguito. Foto: Cosasdecome

Horarios, localización, teléfono y más datos de la cervecería Er Traguito, aquí

Más sitios interesantes en Olivares, aquí.

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano
Suscríbete a Cosasdecome Sevilla aquí.