Sin trampa ni cartón. La heladería “Los Valencianos 1946” se ha ganado a pulso ser considerada un templo del sabor gracias al empleo de una materia prima de primer nivel y al saber hacer de su propietario, Francisco Colomina, que prepara cada año 35.000 litros de helado artesano.

 

 

Cuatro generaciones de pasión por el helado dan para mucho que contar, pero si tuviéramos que destacar algo de Francisco Colomina (1986) sería su apuesta por el sabor. La búsqueda constante del auténtico sabor. No es fácil, porque implica, entre otras cosas, emplear un producto base que, por precio, suele ser antieconómico para un negocio. Pero aquí eso no importa. Aquí se pelea todos los días para que el cliente pruebe un helado y sonría de satisfacción.

Helado de mango. Foto cedida por establecimiento

Helado de mango. Foto cedida por establecimiento

Francisco y su familia vienen de la tierra del turrón y del helado: Jijona. En 1946 llegan a Andalucía, y se instalan en el pueblo gaditano de Villamartín. De ahí pasan a Algodonales, a Alcalá de Guadaíra y a Morón de la Frontera, y a finales de 2013 dan el salto a la capital abriendo la heladería de la calle Adriano, junto a la plaza de toros de la Maestranza. Desde allí salen cada año 35.000 litros de helado, tanto en tarrinas como en cucuruchos artesanos, algunos tan curiosos como el de queso y mermelada, que preparan con auténtico queso Payoyo de Villaluenga del Rosario y mermelada sevillana de La Vieja Fábrica. Junto a los helados, otros productos como las granizadas de zumos naturales, los turrones, las almendras o sus famosos bombones.

Helado de queso Payoyo y mermelada de La Vieja Fábrica. Foto cedida por establecimiento

Helado de queso Payoyo y mermelada de La Vieja Fábrica. Foto cedida por establecimiento

¿El secreto del éxito? A simple vista uno no sospecha que dentro de este local se trabaja con una materia prima de verdadero lujo: vainas de vainilla de Tahití, que llegan a alcanzar los 850 euros por kilo; auténticos pistachos con Denominación de Origen D.O.P. Di Bronte, que traen desde Italia; puro cacao procedente de Ecuador, que viene en tabletas de chocolate Pacari, uno de los más selectos del mundo; los exclusivísimos mangos de la variedad india Alphonso; o, como no podía ser de otra forma, el turrón con mayúsculas, el de la Denominación de Origen Jijona,  que usan para hacer uno de los helados más exitosos de la casa. Y esto, por supuesto, se nota.

Horarios, localización, teléfono y más datos de las heladerías Los Valencianos 1946 en Sevilla y Morón, aquí.

Trozos de turrón de Jijona para elaborar el helado. Foto cedida por establecimiento

Trozos de turrón de Jijona para elaborar el helado. Foto cedida por establecimiento

Pincha aquí para suscribirte a Cosasdecome Sevilla