El restaurante incorpora a su carta esta curiosa variedad que recuerda al calabacín y cuya temporada dura poco más de un mes

 

Se llaman calabazas boneteras, por su aspecto y son ejemplares pequeños que recuerdan mucho al calabacín. Su temporada es muy corta, tan sólo mes y medio y es dificil de encontrar en el mercado. Estos ejemplares que utiliza desde este fin de semana y «hasta que se acaben» en el restaurante Ispal de Sevilla son de La Huerta de Tatiana, una firma agrícola especializada en productos ecológicos y gourmet.

Daniel Delgado, jefe de cocina de Ispal, señala que «es un producto que lo mejor es tratarlo muy poco, para conservar todas sus virtudes. Lo que hacemos es que la asamos un poco en el horno y luego, antes de servirla la salteamos un poco en la sartén…nada más».

El plato lo utilizan en un salteado que hacen en el restaurante con verduras, que van variando cada semana y también lo utilizarán para alguna guarnición. Asimismo están haciendo pruebas para incorporar también una crema con estas peculiares calabazas.

Horario, localizacion, teléfono y más datos de Ispal, aquí.