Una visita al madrileño Salón de Gourmets supone asistir a una encarnizada lucha de cientos de empresas por presentar novedades a cual más llamativa, original o sorprendente. Nosotros, lógicamente, nos hemos centrado en lo nuestro y el resultado, una vez más es de lo más satisfactorio.

 

Volvemos a salir victoriosos gracias al talento y la creatividad de tanta buena gente de esta tierra que es feliz haciendo felices a los que comen y beben sus productos. Los estepeños de La Despensa de Palacio, una de las empresas del sector más pujante en los últimos años, ha presentado en el Salón su Salchichoc, una pieza de chocolate no solo con la forma característica del embutido, sino que también le añaden al praliné de frutos secos un toque de pimienta, por lo que no solo la apariencia sino que el sabor tiene notas que se asemejan al tradicional salchichón. Igualmente, ha llamado la atención una nueva crema de chocolate con avellanas (para entendernos, una especie de Nocilla), pero que como no podía ser de otra manera viniendo de donde viene se elabora con el aceite de oliva propio de La Despensa de Palacio, lo que convierte el producto no sólo en más exquisito sino también en mucho más saludable.

Antonio Rivero, fundador y director general de la Despensa de Palacio. Foto: Cosas de Comé

Antonio Rivero, fundador y director general de la Despensa de Palacio. Foto: Cosas de Comé

También desde Estepa, Obrador Real ha mostrado como novedades para la próxima temporada sus roscos de vino al pedro ximénez, las hojaldradas rellenas de frambuesa  o un polvorón con piñón nacional, o sea, que sabe de verdad profundamente a piñones, mientras que otra de las firmas señeras de la zona, E. Moreno, ha apostado por un nuevo mantecado de avellana y por potenciar su didáctico Taller de Mantecados donde niños y mayores no sólo conocen a fondo el tradicional procedimiento de elaboración de estos dulces imprescindibles en cualquier mesa de Navidad, sino que los hacen ellos mismos y se los llevan a casa para degustar sus propias creaciones.

Siguiendo con el mundo dulce, han sorprendido también en esta edición del Salón de Gourmets, la presencia de Tejas Dulces de Sevilla, en sus seis variedades: pistacho, coco y almendra al natural, al cacao, a la naranja y al limón, un capricho delicado, crujiente, solo con productos naturales y elaboradas artesanalmente. Todas ellas basadas en la receta tradicional de la bisabuela de la mujer del fundador.

En cuanto a los vinos, entre otros, la bodega lebrijana González Palacios ha presentado al ‘hermano mayor’ de su popular Frasquito, el Frasquito Reserva, un vino de uva palomino 100% con 8 años de solera y embotellado en rama, mientras que Barbadillo ha puesto de largo el formato de 0,75 l. de la manzanilla Pastora, que se suma a la de medio y la botella mágnum ya disponibles.

Desde Marchena, la firma de aceitunas La Sevillana ha sorprendido con un nuevo formato que podrá introducir en las máquinas de vending y en todo el canal impulso un snack saludable y cómodo de comer, pues esta reconocida empresa presente en 30 países, ha logrado envasar sus aceitunas en seco, sin el llamado líquido de gobierno, para que en cualquier oficina se puedan comer las sanas y nutritivas aceitunas como picoteo de media mañana, sin el temor de que el agua que las acompaña acabe derramada inexorablemente sobre el teclado del ordenador.

Patricia Ponce, directora comercial de aceitunas La Sevillana. Foto: Cosas de Comé

Patricia Ponce, directora comercial de aceitunas La Sevillana. Foto: Cosas de Comé

Por su parte, los jerezanos de Charcuterra han participado en la primera fabada asturiana vegana, que incorpora su chorizo y su morcilla sin rastro de carne, y también han mostrado como novedad la hamburguesa Equinoccio, elaborada a base de trigo sarraceno y chirivía, mientras que desde Contigo Conservas Artesanales, siguen apostando por su línea eco, con un paté de berenjena perfecto para dipear o su tomate ecológico secado al sol y bañado en aceite de oliva virgen extra.

Elvira García, propietaria de Charcuterra. Foto: Cosas de Comé

Elvira García, propietaria de Charcuterra. Foto: Cosas de Comé

Desde El Bosque Gourmet han llegado como destacadas novedades los patés de pollo con queso payoyo, el de ron, el vegano o el de morcilla, y desde Alcalá de los Gazules, Legumbres Pedro ha puesto de largo su línea de platos preparados listos para calentar y comer, como el judión con calabaza, las lentejas con retinto o los garbanzos con chocos.

En La Ibense Bornay no dejan de lanzar nuevas referencias, entre las últimas, han destacado sobremanera en la feria, el helado de vainilla negra, su alianza con Delaviuda para la elaboración de tartas heladas y tarrinas con turrones de esta destacada firma, y sobre todo, su apuesta por la introducción del aceite de oliva como ingrediente principal de sus helados, lo que los hace mucho más ligeros y saludables.

Finalmente, han llamado la atención dos singulares novedades en las que intervienen dos de los actores principales de nuestra gastronomía: el aceite de oliva y el jamón ibérico. Por un lado, desde Oil & Jamón, nos presentan su AOVE al jamón ibérico de bellota de la Sierra de Aracena –al que también acompañan una mermelada de aceite con jamón o un queso de cabra de Olvera en aceite de jamón-, mientras que en la empresa No Ni Ná se dedican a mezclar virutas de jamón ibérico, o de caña de lomo, o de salchichón, o de chorizo, o de morcilla, o de queso, con aceite de oliva.

Javier del Pino, gerente de Oil & Jamón

Javier del Pino, gerente de Oil & Jamón

Exquisiteces todas, que una vez más demuestran el nivel de nuestra gastronomía.

Pincha aquí para suscribirte a Cosasdecome Sevilla