La distribuidora de productos de alimentación selectos para hostelería presenta novedades para las provincias de Sevilla y Cádiz.

Anchoas de primer nivel en envases personalizados, postres de sabores tradicionales y la incorporación de vieiras y zamburiñas a su catálogo de productos son las principales novedades que la distribuidora de alimentos selectos para hostelería Disraval presenta de cara al 2020 para las provincias de Sevilla y Cádiz. En primer lugar, según ha explicado su propietario Rafael Valle, Disraval apuesta por introducir anchoas de procedencia cantábrica y variedad primavera, en su más alto nivel de calidad «al tener la grasa en las huevas lo que permite que se salen a la perfección».

Estas anchoas poseen la particularidad de estar envasadas en latas susceptibles de personalizarse con los nombres de los establecimientos que las adquieran. Se trata de envases de un tamaño de 8 centímetros de diámetro que «por lo gourmet del producto que contienen y lo curioso de su individualización están funcionando muy bien».

Crepe de compota de manzana, una de las novedades del catálogo de Disraval. Foto cedida por la distribuidora.

Crepe de compota de manzana, una de las novedades del catálogo de Disraval. Foto cedida por la distribuidora.

Junto a estas anchoas, Disraval amplía su catálogo de postres con una línea de sabores tradicionales envueltos en crepes a los que Valle denomina «pastelería vintage’. Es el caso de las poleás y la compota de manzana. Aunque para paladares atrevidos también ha incluido helado caliente, «en tarro de cristal, con varias capas y un sistema que le hace que nunca se llegue a congelar».

Vieiras y zamburiñas, tercera apuesta para las provincias de Sevilla y Cádiz. Foto cedida por Disraval.

En este 2020, las vieiras y zamburiñas también adquieren especial protagonismo en Disraval , «al ofrecer a nuestros clientes estos mariscos frescos y a precios competitivos».