Nace una asociación que pretende promocionar la gastronomía andaluza y servir de ayuda a otras personas a través de la formación.

 

Se llama Selección Andaluza de Cocina Profesional y es una nueva organización sin ánimo de lucro que pretende, por un lado, ayudar a los demás mediante la formación y, por otro, formar una selección regional a través de una liga que pueda luego competir en España.

La iniciativa parte de varios cocineros, que ya se han organizado y dado de alta formalmente a la nueva entidad. El presidente es Francisco Sánchez, adscrito a la provincia de Sevilla y asesor en la empresa Lar Gastronómico. También representan a la provincia sevillana el pastelero Samuel Parra (vicepresidente) y Lucas Cano (secretario). Actualmente hay once socios, que son, además de los tres integrantes de la directiva, los sevillanos Juan Martín de La Piamontesa, Carlos Castillo y Carlos Molero -estos dos últimos estudiantes en la Escuela de la Taberna del Alabardero-. A ellos hay que sumar también a Juan Manuel Ballesteros de El Castillo de Medina Sidonia en Cádiz, a Héctor Romero del Campo de Gibraltar y al portuense Raúl Daza, aunque este último queda adscrito al provincia de Huelva en lugar de la gaditana porque allí trabaja actualmente. Completa la lista Borja Garrido, de El Cenachero de Garrucha, en Almería, y Juan Antonio Franco Carmona, de Almuñécar en Granada.

El presidente explica que una de las vertientes de esta organización tendrá un marcado carácter social, mediante la realización de actividades formativas que ayuden, por ejemplo, a ahorrar en la compra, o a hacer ver a jóvenes que no ven aún claro su futuro la «parte bonita» de la profesión.

De cara a los socios, la idea es hacer algo parecido a las ligas profesionales deportivas en el mundo de la cocina. Habrá una competición con ocho semifinales (una por provincia) y una final con los ocho ganadores, con la idea de buscar al mejor profesional de la región. También quieren formar el mejor equipo, una selección andaluza multidisciplinar en la que tendrán cabida cocineros, pasteleros, ayudantes…  Aspiran a competir en la ‘liga’ de la Federación de Cocineros y Reposteros de España, una entidad que no tiene actualmente asociación en Andalucía.

Ahora mismo la asociación está dando forma a los proyectos. Cuentan con una página web (la puedes ver aquí) que permite inscribirse: el requisito es «adorar esta profesión», algo que vale para cocineros, proveedores, estudiantes de hostelería… No hay cuotas, pero los socios que quieran una chaquetilla deberán comprarla. Son 23,9 euros.

Pincha aquí para disfrutar del chuletón