El establecimiento retoma su actividad el 2 de julio con una carta apenas sin recorrido y un horario modificado

La cocina desenfadada de Ovejas Negras Tapas regresa a su actividad. Siguiendo con las medidas y recomendaciones sanitarias necesarias, vuelven a reabrir sus puertas este jueves 2 de julio con la posibilidad de reservar parte de sus mesas. Con esta iniciativa, según explican desde el grupo Ovejas Negras Company, “pretenden evitar aglomeraciones durante el servicio, apostando por la comodidad y seguridad de sus clientes”.

Además, abren con una carta que apenas ha tenido recorrido. Entre sus propuestas gastronómicas están la ensaladilla rusa con mayo al fino de Jerez y camarones fritos; las minimazorcas con mayo de chipotle, cilantro y gajo de lima; el bacalao con puré de chirivías y jugo de asado; el tiradito de salmón con miso y naranja; o la presa de buey de Angus a la parrilla con patatas y padrones fritos. Por otro lado, siguen manteniendo sus conocidas tapas como las patatas bravas , el risottazo o la carrillada ibérica glaseada con puré de patata, entre otros clásicos de la cocina de Ovejas Negras.

También han modificado su horario, abriendo todos los mediodías a las 13:30 y las cenas a las 20:30 horas y cerrando por descanso los martes entero y los miércoles al mediodía. Ovejas Negras Tapas se une así a la cuarta incorporación del grupo gastronómico sevillano, después de reabrir La Chunga, Bar Castizo y Torres y García el pasado mes de junio en el centro de la ciudad.