Su propietario obtuvo varios premios en certámenes de corte de jamón y ofrece más de 600 referencias de productos selectos como charcutería, conservas o quesos

 

 

Es de esas tiendas que te llaman a entrar. La Jamonería Charcutería Baena en Écija lleva casi ocho años en marcha, gracias al buen hacer de su propietario, Antonio Rodríguez Baena, que se ha especializado en jamones de todas las regiones productoras de España.

Antonio se crió en el mercado de abastos, ya que su padre era el propietario del bar que mide el pulso de todo lo que sucede en el recinto. Una vez que terminó la mili, se independizó, trabajando en Córdoba, Sevilla y Málaga. En esta última ciudad era empleado de la charcutería de El Corte Inglés y fue entonces cuando entró más en contacto con la actividad que ahora lleva a cabo en Charcutería Baena, ubicada en el propio mercado. En 2014 y 2015 se animó a participar en concursos de cortadores de jamón y consiguió varios premios que le llevaron a centrarse en este producto.

Interior de Charcutería Baena. Foto: Cosas de Comé

En su tienda se puede encontrar jamón serrano de la alpujarra granadina, Badajoz y jamones ibéricos de Huelva, Salamanca, Extremadura… hay bastante donde elegir y además, cortado por un experto. Cada tipo, cada productor, le da un toque diferente a su jamón, más dulce, más salado, adaptándose a cada gusto, y Antonio es buen consejero. A los jamones se le suma la charcutería, con una oferta que va desde los productos más cotidianos a otros más sofisticados, como una mortadela italiana con pistachos que tiene bastante éxito entre la clientela.

Como en toda charcutería que se precie, los quesos son también un producto destacado. Antonio tiene unas 75 referencias de quesos de todos los orígenes, desde los nacionales a los extranjeros. Las conservas, como todo lo que vende, son productos selectos que no se encuentran en supermercados. No faltan los vinos en sus estanterías, el complemento perfecto para cualquier cosa de comer que vende Antonio.

Manejan unas 75 referencias de quesos tanto nacionales como extranjeros. Foto: Cosas de Comé

A veces, entre la clientela de pequeñas compras de diario y la de las grandes de los fines de semana, se cuela algún encargo fuera de lo común, como caviar o carne de Wagyu, y Antonio hace lo posible por conseguirlo ya que la relación de un cliente con su charcutero de confianza es de las más sólidas que existen.

Todo esto cabe en su tienda de unos 80 metros cuadrados, que en ocho años de existencia ha sido ampliada un par de veces. Tras el mostrador están Antonio, su mujer y dos empleadas más. La tienda comenzó siendo modesta, pero ha ido creciendo y aunque Antonio se define como una persona inquieta, por ahora los planes de futuro quedan en mente y continuará funcionando de la exitosa manera en que lo ha hecho hasta ahora.

Más sobre Charcutería Baena, aquí.

Y además…

Aquí, más tiendas y productos gourmet que puedes encontrar en la provincia de Sevilla.