La panadería artesana de Utrera se convierte en el primer fabricante de picos de pan en utilizar el formato ‘Doypack’ que permite el cierre hermético de sus bolsas sin necesidad de pinza o sujeción externa.

 

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. O la primera pinza, en este caso. No existe ser humano sobre la faz de la tierra que no haya sufrido los perjuicios de cerrar de manera inadecuada el envase de un alimento. Ya sea una bolsa de patatas, de frutos secos o regañás. La no utilización de pinzas o cualquier tipo de sujeción externa suele afectar, y mucho, a la conservación del producto en cuestión.

Para evitarlo, Panadería Artesana Obando de Utrera ha adoptado un nuevo envase que permite el perfecto mantenimiento de su producto estrella, los Picos Selección Gourmet. Se trata del formato Doypack que facilita la apertura, a través de un abre fácil, y la conservación de estos picos utreranos mediante el cierre hermético. «Así se mantiene en perfectas condiciones desde el primero al último. Somos los primeros fabricantes de picos de pan en utilizar este sistema», explica Fernando Buendía, responsable comercial de la empresa utrerana.

El formato Doypack de Obando fue presentado el pasado mes de abril en el Salón Gourmet de Madrid. Además del nuevo envase con cierre hermético, la panadera de Utrera desveló que durante 2019 continuará sorprendiendo a sus consumidores «con dos lanzamientos más».

Más sobre Picos Obando, aquí.