El sitio, con «servicio esmerado, charcutería selecta y buena cuchara» estará cerca de la plaza del Duque y pretende abrir en las próximas semanas

El sitio ya está abierto, aquí la crónica de la apertura.

 

En 1918 se hace cargo del Café de París Cayetano García Carro, el fundador de toda una familia hostelera de la ciudad, los Juliá. El establecimiento ya arrastraba su historia desde el siglo XIX. La antropóloga Isabel González Turmo, en su libro «Sevilla, banquetes, tapas, cartas y menús», un título  imprescindible para entender la hostelería de la ciudad, narra el testimonio de Pilar García, hija de Cayetano, que se refiere a los años gloriosos de este establecimiento cuando lo regentaba su padre: «El café de París era muy bueno -cuenta Pilar-, con sillones rojos y mesas de mármol y todas las paredes cubiertas de espejos grandes. Se reunían allí grupo de hombres: una mesa de médicos, otra de tratantes, otra de comerciantes…y los comerciantes que iban a partir de la una de la noche y tomaban pescaíto frito o chocolate». «Los camareros -continúa el relato de Pilar- tenían mandiles largos hasta el suelo y un café era una cosa complicadísima, porque no era el café solo como ahora, sino que además iba el agua con unas gotas de anís o de zarzaparrilla…»

Historias como esta, la de los cafés que hicieron historia en la ciudad a finales del siglo XIX y la primera mitad del XX,  son las que han inspirado al hostelero sevillano Ramón López de Tejada, el que puso en marcha la antigua abacería de San Lorenzo de la calle Teodosio, a la hora de poner en marcha su nuevo establecimiento que quiere poner en marcha en las próximas semanas en la esquina de  Javier Lasso de la Vega esquina con Trajano. El sitio tiene unos 100 metros cuadrados de atención al público. Tiene una barra amplia y cierta historia porque fue la sede de Muebles Matamoros y, ultimamente de la franquicia Taberna Lizarrán.

Las obras de adecuación del local ya se han iniciado. «Nos encantaría abrir antes de Semana Santa, pero con estas cosas nunca se sabe» señala López de Tejada que, tras poner fin a su historia en la abacería, ha puesto en marcha no solo este proyecto sino también «La Excusa Perfecta», un establecimiento que quiere abrir en la última parte del año en otro local con mucha historia, el que ocupó la taberna de Enrique Becerra.

López de Tejada es de los que les gusta «escudriñar» cuando pone en marcha sus proyectos, que suelen tener siempre alma y conocimiento detrás. En este caso vuelve a repetirse la misma historia. El local que ponrá en marcha en la esquina de Lasso de La Vega con Trajano quiere recuperar el espíritu de los grandes cafés del siglo XX que hubo en Sevilla como el de París, como La Perla o la Alhambra.

De todos modos -señala López de Tejada- «hay que trasladar esto al siglo XXI y no cabe duda de que hay que adaptar la idea a los gustos actuales. Pero si vamos a recuperar el espíritu de una cocina internacional, cosmopolita, pero hecha con productos de aquí y todo, como se decía entonces, con un servicio esmerado, una buena atención al público, porque eso es algo que nos gusta a todos».

Logotipo del nuevo establecimiento. Foto: Cedida por Ramón López de Tejada.

No habrá terraza. El local tendrá barra, eso sí con taburetes para sentarse y habrá también mesas altas y bajas. La carta será la misma en todo el espacio y tendrá aspectos muy originales como es el de despachar, tanto para llevar como para consumir «charcutería selecta», algo ya dificil de encontrar en la ciudad. Hablamos de un jamón cocido de calidad suprema, de un salmón ahumado, de una mortadela de alta gama traída desde Italia o unos quesos escogidos. Incluso se recuperarán formas de presentarlo ya practicamente perdidas: el emparedado. Servir esta alta charcutería o incluso un «rosbif» al estilo inglés abrigados por un buen pan de molde artesano.

López de Tejada señala que «la carta será corta, pero muy dinámica. Tendremos un guiso del día, un pescado del día y una carne del día y esto irá variando».

La actividad comenzará con los desayunos en cuya oferta convivirán los clásicos como la tostada de diversos tipos de pan con una variada oferta de «untables». Pero además se podrá tomar para desayunar la «charcutería selecta» y también «lo que podríamos llamar desayunos completos con revueltos, bollería y porque, no, todo acompañado con una copa de champán», señala el hostelero.

También habrá tartas de elaboración propia que también se podrán tomar para merendar. Esta es otra de las características del nuevo local de López de Tejada. Estarán abiertos desde el desayuno y hasta después de las meriendas. No habrá cenas, aunque si tendrán una oferta «también esmerada» para el almuerzo que será «a base de platitos para picotear». En este caso unirán a la charcutería selecta guisos, con gran presencia de legumbres, además de pescados y carnes presentados de formas diversas «dependiendo de sus características y de la temporada». Los postres, al igual que las tartas, también serán de elaboración propia.

La idea de Ramón López de Tejada es combinar la gestión de los dos nuevos establecimientos que va a abrir, este de Lasso de la Vega, con la Excusa Perfecta.

Horarios, localización, teléfono y más datos del Gran Café España, aquí.

Ir a Sanjacobo Buscador

…Y además

Aquí más sitios para comer en el centro de Sevilla.

Aquí más sitios con encanto en el centro de Sevilla.

40 bares para desayunar muy bien en el centro de Sevilla

Y aquí otro sitio con encanto que ha abierto recientemente en Sevilla, la cafetería y pastelería de Domi Vélez: