Además, el establecimiento ha comenzado a elaborar todos y cada uno de los productos que componen sus platos, salvo alguna salsa concreta.

La próxima llegada del otoño ha sido la excusa de Río Azul para presentar el pasado 14 de septiembre su nueva carta con la que ya acompaña a sus cervezas artesanales. Comida callejera dividida en cuatro grandes bloques ( entrantes, poke bowls, hamburguesas y pizzas) siguen siendo los protagonistas de su oferta gastronómica donde los bocadillos de pollo al curry, entrañas con chimichurri o serranito se abren paso en el apartado de las hamburguesas. En este mismo, el número de estos productos cárnicos se amplía gracias a una nueva elaboración de creación propia. «A partir de ahora en Río Azul no compramos productos externos, hacemos todo lo que servimos, salvo alguna salsa muy concreta. Hemos creado nuestra propia hamburguesa de lomo y entrañas de vacuno», desvela José Manuel Giménez, encargado del establecimiento.

Los poke bowls no han sufrido modificaciones mientras que a los entrantes se les han unido dos nuevas ensaladas: de burrata y tomate cherry junto a una variedad tailandesa compuesta por mango, espinacas, aguacate y cacahuete. Se han eliminado algunas pizzas fijas para apostar por dos novedades fuera de carta por semana.

Más sobre Río Azul, aquí.