El establecimiento envía una encuesta a más de 20.000 personas en la que les solicita que digan como quieren que sea el restaurante cuando reabra al público

 

Son once preguntas en las que el famoso restaurante de Sevilla pide a sus clientes que digan si es muy importante para ellos poder tomar tapas en mesas y no sólo en la barra, si les gustan las jornadas gastronómicas o si les gustaría que cuando Becerrita vuelva a abrir cuente con servicio  a domicilio o para recoger.

Jesús Becerra, gerente del restaurante, fundado hace ya más de treinta años señala «que teniamos que conocer la opinión de lo que para nosotros es lo más importante de todo: el cliente y antes de tomar decisiones sobre como será la reapertura del establecimiento saber que es lo que quieren las personas para las que trabajamos».

Para conocer esta opinión de la forma más exacta posible este veterano hostelero, que coordina una plantilla de 16 personas, ha diseñado junto a su equipo una encuesta que envió ayer sábado a 18.000 personas por correo electrónico y otras 2000 a través del teléfono móvil. Son las personas que están en la base de datos de clientes del establecimiento y con las que mantienen «correspondencia» habitual cuando lanzan sus famosas jornadas gastronómicas que realizan a lo largo del año.

Las preguntas giran en torno a los servicios del restaurante: comedores, terraza, los menús cerrados, las jornadas gastronómicas, el aparcamiento y también sobre las medidas de seguridad a tomar con la reapertura. Así preguntan cuales de estas medidas no serían un impedimento para acudir: controlar la temperatura de los clientes al acceder al bar, tiempo máximo para ocupar una mesa, mamparas entre mesas, mascarillas para camareros o cocineros o manteles y servilletas desechables.

La idea es que este «periodo de consultas» esté abierto durante una semana. No sólo recibirán las respuestas de estos clientes habituales del local «sino de todo aquel que lo desee y cumplimente la encuesta» señala Jesús Becerra. La encuesta es anónima y sólo se solicita la edad, el código postal de residencia y el correo electrónico, aunque este último dato no es obligatorio.

«Cuando termine este plazo, ordenaremos los datos y tendremos muy en cuenta lo que nos hayan dicho para diseñar nuestra reapertura».

Por el momento, en este primer día de funcionamiento. «la respuesta ha sido muy buena. En pocas horas ya tenía 200 mensajes en mi whatsapp de clientes que nos daban ánimos y nos felicitaban por la iniciativa. Curiosamente no tuvimos ni un mensaje negativo».

Jesús Becerra, en la puerta de su restaurante. Foto: Cosas de Comé

Becerra señala que «aún no sabemos ni cuando, ni cómo vamos a abrir. Existe mucha inseguridad. Las normas no están claras, hay muchos cambios y así es muy dificil planificar. No abriremos hasta que haya seguridad de como hacerlo, porque nos jugamos mucho, entre otras cosas el trabajo de 16  personas».

Este veterano empresario, que reconoce que está participando en varios foros de hosteleros a nivel nacional en el que están debatiendo la situación y compartiendo datos acerca del proceso de desescalada señala que hasta la primera semana de junio no tomaremos una decisión y veremos con qué fórmula volvemos «pero aún no tenemos nada decidido y esta encuesta estoy seguro de que nos ayudará mucho».

Becerra está convencido de que «saldremos adelante pero hay que afinar mucho a la hora de tomar decisiones porque nuestro ámbito de trabajo variará mucho. No tendremos turistas, ni tampoco, probablemente, muchas comidas de empresas. No habrá público de congresos y todo esto influye en el número de clientes».

Si quiere ver la encuesta diseñada por Becerrita pulse aquí.

Más información sobre Becerrita, aquí.

Aquí la guía de terrazas abiertas en la provincia de Sevilla