El establecimiento de los cocineros Javier Padura y Lucas Bernal ha inaugurado recientemente unas cenas musicales que se celebran los viernes con un menú cerrado y disfrutando de un músico que interpreta temas a piano y voz a gusto a gusto del cliente.

 

Música y gastronomía maridan a la perfección. En el restaurante Casa Alta de Tomares lo saben y por eso han apostado por el acompañamiento musical para amenizar unas veladas que han bautizado como ‘Cenando canciones’. Estas arrancaron el pasado 11 de noviembre y se celebran los viernes con una periodicidad quincenal. Según explican los propietarios y cocineros Javier Padura y Lucas Bernal, las veladas se componen del disfrute de un menú cerrado mientras que el cantante y pianista Óscar Rivilla interpreta alguno de los grandes temas de la década de los 80 y 90.

El menú, constituido por dos aperitivos, un entrante, un principal y un postre, además de incluir la bebida, se cotiza a 45 euros. Por su parte, Rivilla arranca su espectáculo con un monólogo de tono humorístico y pasa por entregar a los asistentes una carta que, con su correspondiente código QR, está conformada por canciones en lugar de platos. El artista visita cada una de las mesas para preguntar por sus preferencias y así se conforma el menú musical que acompañará a la cena.

Estas veladas musicales se desarrollan en una salón con capacidad para unas cuarenta personas, por ello se requiere reserva previa en el teléfono 954156098.

Más sobre Casa Alta, aquí. 

Otros sitios para comer en Tomares, aquí.