Irán cambiando periódicamente y están elaborados por el jefe de cocina del establecimiento sevillano, Antonio Yerga.

 

Para amenizar los previos al almuerzo, Mayo, el restaurante de Manolo Mayo en Sevilla, acaba de lanzar una línea de aperitivos artesanales con conservas hechas en casa, chacinas y vinos generosos

Así, aquí, el aperitivo viene en lata. Desde unos mejillones grandes en un suave escabeche receta de la casa, hasta unas navajas terciadas al oloroso, pasando por unas cañaíllas al natural, unas almejas en salsa de lima y jengibre o los lomos de caballa en manteca colorá para untar en rebanadas de pan. «Todo artesano, hecho con mimo por el jefe de cocina de Mayo Sevilla, Antonio Yerga», explican desde el establecimiento.

Algunos de los aperitivos que componen la nueva línea de Mayo. Foto cedida por el establecimiento

Algunos de los aperitivos que componen la nueva línea de Mayo. Foto cedida por el establecimiento

A esta selección de conservas, que irá cambiando periódicamente y se ampliará con otras referencias, se unen las anchoas del Cantábrico, las ostras y las chacinas, jamón y lomito 100% ibéricos de bellota con Denominación de Origen Protegida Jabugo. Y no podían faltar las aceitunas, unas gordales con aliño casero.

Para acompañar el aperitivo en Mayo Sevilla apuestan por «los vinos generosos de altura», con manzanillas, finos, amontillados u olorosos de bodegas como Hidalgo, Lustau, Barbadillo o González Byass, «sin olvidar al rey de los aperitivos: el vermú».

Más sobre Mayo, aquí.