Cisco Rodríguez, uno de los cocteleros de más prestigio en España, pone en marcha en la calle Argote de Molina, en el centro de Sevilla, un original establecimiento donde sirven combinados con purés y complementos elaborados por ellos mismos, además de bebidas espirituosas y refrescos fuera del círculo comercial. También ofrece en El Pintón, perteneciente al mismo grupo, la posibilidad de acompañar las comidas con cócteles en vez de con vino

 

Delante de cada cóctel hay una frase. La cocina de autor de la casa está compuesta por unos recuerdos del coctelero traducidos en combinaciones de líquidos. Así los domingos de fútbol, compuestos en honor al padre de Cisco Rodriguez, el maestro coctelero del establecimiento, se basa en las sensaciones de aquellos días de la niñez. La obra de arte comible y bebible tiene dos partes. En un vaso largo, con un taco de hielo que ocupa gran parte del espacio y que viene de Barcelona, hay una mezcla de Cachaça Leblon, un licor brasileño de un vistoso color verde, una especie de puré que hacen en el mismo establecimiento con melisa, una hierba aromática, Isleña Blue, una bebida burbujeante con un poco de alcohol obtenida fundamentalmente de la manzana y el toque de la tierra, un poco de Fino Pando en rama de la bodega jerezana de Williams Humbert. A su lado aparece una pequeña barbacoa japonesa con un macarrón frances, un pequeño dulce muy de moda. De la barbacoa sale un llamativo humo para redondear la escena…

El coctel Domingo de Fútbol. Foto: Cosasdecome

Nada te va a dejar indiferente cuando llegas a la calle Argote de Molina, en el centro de Sevilla, en una zona muy frecuentada por los turistas. En una finca antigua llaman la atención unos letreros como los de las farmacias.  En rojo intermitente va saliendo el nombre del establecimiento: «Naked and Famous». Lo del nombre no es nada picantón. Hace referencia a un famoso cóctel internacional que lleva Mezcal, un destilado muy famoso en Méjico, Chartreuse amarillo,  un licor de hierbas francés con un ligerísmo toque dulce, Aperol, un licor italiano y lima, un cítrico parecido al limón…pero en fino.

El pasillo ya está decorado con unas paredes como metálicas pero en rosa y de ahí se accede a otra sala, como a media luz, con los mismos elementos y algunos neones. La idea es simular el interior de una coctelera. Un camarero, vestido con una especie de mono de color azul te recibe y te acompaña a la mesa. Van de azul porque la idea de los diseñadores del espacio, los madrileños Kresta Design, es que los camareros son como cubos de hielo que se mueven en el interior de la coctelera. Las mesas de este salón central simulan ser copas y hacen juego con unos llamativos bancos altos también en color rosa. A un lado hay otro salón como más relajado y en otros colores, este con mesas bajas y sofás. En total tienen sitio para unas 40 personas. Los cuartos de baño están pintados en color plata y el material permite escribir en las paredes con el dedo. Al fondo, la joya de la corona una zona en la que trabajan los cocteleros y donde se preparan los cócteles. Se puede pedir sentarse también en este espacio para ver como se hacen los combinados, aunque aquí no hay nada de espectaculo de objetos tirados por lo alto ni coreografías con los vasos. Aquí el espectáculo está en los propios cocteles y como los explican sus autores.

La «cocina» donde se preparan los cócteles. Foto: Cosasdecome

Todos los camareros, seis en la actualidad, son también los que preparan «la comida líquida». Hablan inglés y saben explicar a la perfección los combinados que elaboran porque esto es como un restaurante de alta cocina, cuando un coctel llega a la mesa la persona que lo trae explica sus ingredientes, el porqué se han combinado así y la forma mejor para disfrutarlo. Se puede hasta reservar mesa…Aqui tienes el teléfono por si te animas (630144246). En cuanto a los precios, que ya sé que te estarás preguntando por el tema, la cosa no es prohibitiva, desde los nueve euros hasta los quince. Para que juzgues tú mismo aquí tienes la carta completa.

¿Y a quién se le ha ocurrido lo de Naked and Famous, el restaurante líquido de Sevilla? El corazón de todo esto se llama Cisco Rodríguez. En su tarjeta pone que es «bar manager». Tiene 31 años y es extremeño de nacimiento. Viste de negro. Barbas cuidadas y entre tanta oscuridad sobresalen unos coloridos pendientes y los tatuajes que se dejan ver por los brazos, por el cuello e incluso en los dedos, compartiendo protagonismo con unos vistosos anillos. Cuando le escuchas hablar te quedas en un estado de boca abierta por mucho tiempo. Su discurso es muy parecido al de un cocinero de alta cocina, solo que sus platos se beben, bueno y se comen también un poco porque muchos de los cócteles van acompañados de algún bocado.

Cisco Rodríguez con uno de sus originales cócteles, Las Mellizas, diseñado para dos personas y presentado de esta forma tan original. Foto: Cosasdecome

Su currículum es de los de peso. De joven se aficionó a la coctelería. Se forma y llega a ganar concursos importantes en el mundo de los «batenders» como se conoce en al argot a estos profesionales. Uno de los grandes del sector, Carlos Moreno, del famoso grupo «Larrumba» de Madrid se fija en él y termina convirtiéndose casi en su mano derecha. Cisco recuerda que «el manejaba hasta 27 restaurantes a la vez y a un grupo de unos 80 cocteleros. Aprendí muchísimo tanto en organización, en trabajo en equipo y sobre todo de coctelería, porque el tiene su propio estilo, muy novedoso».

Llegó a poner en marcha su propio negocio en Madrid con otros socios, «La Tuerta», una especie de taberna pero vista desde el siglo XXI con un concepto diferente de la bebida y la comida. Llega la Pandemia y todo lo cambia, pero lo que cambió la vida sobre todo de este profesional es que iba a ser padre y el y su pareja deciden venirse a Sevilla, una ciudad que ya conocía ya que el primer profesional con el que se formó fue David Mármol, un coctelero sevillano también muy cotizado.

Cisco contacta aquí con los hermanos José y Lorenzo Fernández Mejías de El Pintón y con Christian Pérez, otro especialista en el tema de coctelería. Los Fernández Mejías ya tenían experiencia en coctelería. De hecho tienen un local en Placentines, The Second Room, muy conocido en este mundo. Entre todos se plantean un reto, el de experimentar en Sevilla con acompañar las comidas con cocteles y deciden hacerlo en El Pintón. Comienzan en enero de 2022 y la sorpresa estuvo en que en el primer mes vendieron 1900 combinados. Ahora en el establecimiento trabajan 8 personas centradas en este producto y se sirven al mes unos 4.500.

Este éxito les animó a dar el paso adelante y poner en marcha el 12 de junio Naked and Famous, una propuesta más rompedora. Cisco Rodríguez señala que «estamos muy contentos con la respuesta del público».

En el sitio nada es convencional. La carta se divide en varios apartados. Hay una parte dedicada a versionar cócteles clásicos, otra dedicada a los que no llevan alcohol y una tercera bautizada con el nombre de «autobiografía» y que podríamos decir que es la zona más de «cocina de autor». Cisco relaciona aquí cada cóctel con un momento de su vida. Todo es especial. El hielo, que tiene la peculiaridad de que tarda mucho en derretirse y que es muy transparente, viene desde Barcelona. Los refrescos son de Thomas Henry y las marcas de destilados y aguardientes no son las habituales del mercado. «A veces nos cuesta conseguirlas porque no suelen comercializarse por aquí» comenta Cisco.

En el local destacan tres grandes mesas, que han sido diseñadas especialmente para ellos. En ellas decenas de botellas diferentes con los diferentes ingredientes que utilizan para los cocteles. En varios frigoríficos descansan una serie de purés de frutas, verduras o hierbas elaborados por ellos mismos. «Aqui todo es natural y muy cuidado» destaca el coctelero.

Otro aspecto llamativo son unos grifos que hay en las paredes. Cada uno conecta con un depósito donde tienen unos cócteles ya preparados. Se llaman «taps» y hay muy pocos establecimientos que los tengan en España. Son combinaciones que están preparadas en unos recipientes cerrados. Cuando se van a servir pasan por un serpentin que los enfria y así están perfectos para el consumo.

Destacan que «lo habitual aquí es venir a tomar cocteles, pero si alguien nos pide una cerveza, un refresco o un gin tonic también se lo ponemos».

Otro de los cócteles de Cisco Rodriguez. En este caso el espresso pintón que aconsejan para acompañar los postres. Foto: Cosasdecome

Rodríguez está muy contento con su experiencia en Sevilla «tanto en lo que estamos haciendo en El Pintón, como aquí». El próximo reto es en la semana del Jerez, la Sherry Week, que se celebra en todo el mundo la próxima semana. El establecimiento aprovechará para traer a Sevilla a varios cocteleros de prestigio que darán clases magistrales y luego ofrecerán sus combinados en Naked and Famous.

Horarios, localización, teléfono, la carta y más datos de Naked and Famous, aqui.

Pinche aquí para saber más.