Media docena de entidades de la provincia unen esfuerzos para promocionar la aceituna de mesa sevillana. Quieren organizar actos para lograr que el producto tenga mayor protagonismo en su zona de origen

 

La idea es que la aceituna de mesa se convierta en uno de los símbolos más importantes de la gastronomía sevillana, que tenga el protagonismo que tiene a nivel internacional y que, sin embargo, en su tierra de origen, no está tan presente.

En el proyecto, que se traducirá en diversos actos en los próximos meses, están muy involucrados hasta media docena de entidades de la provincia aunque la idea es ampliar este grupo para darle mayor entidad. Esta «alianza en verde» está promovida, sobre todo, por dos entidades. Por un lado el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Aceituna  Manzanilla y Gordal de Sevilla y por otro la Academia Sevillana de Gastronomía Turismo.

De hecho ambas entidades ya sellaron una alianza en el pasado mes de marzo y el objetivo era que la academia eligiera como producto del año para promocionar la aceituna de mesa.

Sin embargo, ahora, esta alianza se ha ampliado de forma considerable ya que en el movimiento han entrado varias entidades más. De hecho, hace unos días tuvo lugar una reunión en Umbrete a la que también asistieron y se ahdirieron al proyecto la Asociación de Productores de Vinos y Licores de Sevilla, el Ateneo de Triana y la Asociación de Barman de Andalucía Occidental.

Asimismo en estos días el presidente del Consejo Regulador de la Aceituna Manzanilla y Gordal, Juan Luis Oropesa, mantiente también reuniones con Prodetur, el organismo de la Diputación de Sevilla centrado en la promoción y el turismo, para ver de que forma colaboran en el proyecto.

Oropesa señala que son unos momentos importantes para la aceituna de mesa sevillana. Por un lado tienen un problema muy importante con el mercado de Estados Unidos, uno de los principales de este producto, pero a la vez tienen la alegría de que ya se están comercializando, desde este verano, hasta tres productos amparados ya por el sello del Consejo Regulador y elaborados por firmas sevillanas. Se trata de unas aceitunas manzanilla comercializadas bajo la marca «La Sabrosita» de Olivaida (Albaida del Aljarafe), otras de tipo Gordal de Manzanilla Olive (Utrera) y otro producto más especial de aceitunas rellenas realizadas por esta misma firma.

Oropesa señala que seguirán contactando con más colectivos para tratar de sumarlos a esta iniciativa. Una de sus prioridades es, precisamente, la de contactar con los hosteleros para también tratarlos de involucrar en este proyecto que pretende que la aceituna de calidad esté más presente en la gastronomía de la provincia y aumentar también su presencia en los bares.

Este profundo conocedor del mundo de la aceituna de mesa señala que «las aceitunas siempre se han relacionado con Sevilla. Nuestro lema es precisamente Sevilla, de donde vienen las aceitunas y es muy importante que en su tierra natal adquieran más protagonismo. Se tienen noticias de exportación a América de aceitunas sevillanas desde 1510 y en la misma partida iba también vino, porque no cabe duda de que ambos productos tienen mucha relación, se suelen consumir juntos».

La principal dificultad con la que se encuentran «es poder realizar actos en estas circunstancias». De hecho la Academia Sevillana de Gastronomía, según resalta su presidente Julio Moreno Ventas, había previsto una serie de actos como un concurso de recetas «que no hemos podido llevar a cabo». La idea que tenemos «aunque todavía lo tenemos que hablar a nivel oficial es prolongar a 2021 el año de la aceituna» para así poder cumplir los objetivos que nos habiamos marcado.

Moreno Ventas está muy satisfecho con la colaboración con el Consejo Regulador de las aceitunas Manzanilla y Gordal. Ambas entidades destacan que «no queremos hablar de la aceituna como producto, sino como cultura y de ahí que estén involucrados otros sectores como los del vino o el ateneo».

Juan Luis Oropesa y Julio Moreno Ventas en el pasado mes de marzo cuando firmaron el convenio de colaboración entre el Consejo Regulador y la Academia. Foto: Cedida por el Consejo

El Consejo Regulador ya está trabajando en un primer acto que tendrá lugar en octubre en el centro de Sevilla. La idea será tener en esta zona una especie de «burbuja» transparente dentro de la que habrá un olivo. En este espacio se irán realizando entrevistas a personas relacionadas con la aceituna, la cultura y la vida social sevillana para que hablen de la importancia de este producto. Estas entrevistas se grabarán en video para su difusión.

También se plantean concursos u otros proyectos donde están involucrados los cocineros ya que uno de los principales objetivos es que la aceituna de calidad esté más presente en los restaurantes y participe más en sus platos. La agenda de eventos está aún muy abierta «y dependerá de como evolucione todo este tema del Coronavirus».

Oropesa señala que le produce mucha tristeza ver «como en muchos establecimientos ofrecen aceitunas de muy baja calidad. Se ha instaurado que la aceituna es algo que se regala y en muchas ocasiones se busca lo más barato, no se cuida el producto y es una lástima».

Es partidario el presidente del Consejo Regulador de «que se cuide más el producto, que se ofrezca una aceituna de calidad como está empezando a pasar con el pan o los picos que se cuidan más desde que se cobran. Si es necesario cobrar la aceituna para que esta tenga calidad, pues adelante».

Otra de las aportaciones a esta alianza en verde vendrá de la mano del académico y catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Martín Bermudo, que capitaneará un estudio sobre las cualidades nutritivas del producto.

El Consejo Regulador de la aceituna Manzanilla y Gordal funciona oficialmente desde finales del año 2019 y se encarga de velar por la calidad de estos productos. Más información sobre el consejo y las aceitunas, aquí.

Aqui algunas recetas con aceitunas.

Pincha aquí para suscribirte a Cosasdecome Sevilla