El grupo Tribeca pone en marcha una original pastelería con estética de joyería en la calle García Vinuesa. En ella solo venden unos dulces en forma de esfera que son una evolución de los brigadeiros, una especialidad muy famosa de Brasil. El producto, realizado de forma artesanal y pionero en España,  lo venderán también a través de internet

 

La tienda llama la atención. Parece una joyería. De hecho en una pared completamente vestida de blanco se exponen unas pequeñs esferas de diferentes colores, cada una de ellas presidiendo un pequeño pedestal de metacrilato. Los dulces están iluminados como si fueran perlas de una joyería, lo que pasa es que aquí, estas «joyas» son comestibles.

En concreto, lo que se vende en esta original pastelería de la calle García de Vinuesa, en pleno centro de Sevilla, se llaman «Bolattinas», un juego de palabras que define el producto:  unas pequeñas bolas dulces de inspiración latina, en concreto brasileña.

Así se exhiben los dulces en la tienda, como si fueran joyas. Foto: Cosasdecome

A Jaime Guardiola, uno de los socios del grupo familiar Tribeca (los mismos de Cañabota y Salmedina), le llamó la atención el trabajo de la «brigadeira» (pastelera especializada en la elaboración de brigadeiros) Myrelle Schreier, una brasileña que llegó a España hace 10 años para trabajar en el mundo de la moda. En sus ratos libres preparaba un dulce que le hacía su madre y que es muy popular en Brasil, el brigadeiro, unas esferas que tienen como ingredientes principales el chocolate belga y los lácteos. Jaime probó un día las creaciones de Myrelle y desde entonces «empecé a darle vueltas a hacer algo basado en ellas. Recordaba las tiendas de dulces muy cuidadas que vi en Nueva York cuando estuve trabajando allí con nuestro grupo de hamburgueserías y pensé que sería bonito montar algo así en Sevilla… y nos pusimos a trabajar».

Desde entonces han transcurrido dos años de pruebas y de afinamiento de la idea. Myrelle señala que «al final lo que hemos hecho ha sido una evolución del brigadeiro. Es algo nuevo que hemos hecho aquí en Sevilla, con la base del dulce brasileño pero creando variantes, por eso lo hemos puesto este nombre, porque son como otra cosa, con un toque más exquisito y delicado».

Jaime Guardiola señala que «todo esto no hubiera sido posible sin la ayuda de mis hermanos Perico y Eduardo y de mis otros dos socios, Pedro Ruiz Ocejo, que está con nosotros desde que pusimos en marcha juntos las hamburguesrías en Nueva York y que ahora se encarga de Salmedina, y Javier Beca, cofundador de Pampling y creador de las hamburgueserías Nickel«.

Jaime Guardiola y Myrelle Schreier con sus esferas dulces. Foto: Cosasdecome

Por el momento en la tienda, que ha abierto sus puertas este mismo mes de octubre, hay «bolattinas» de 17 sabores diferentes que van desde el chocolate negro hasta la tarta de queso, el coco o el caramelo salado. Cada una de ellas se hace con una mezcla de productos diferentes. Las esferas están expuestas en la tienda tras unos cristales y se compran en una cajas que llevan 3, 12 o 24 unidades. El precio no es elevado y la caja de 3 sale a 4,95 euros. Las presentaciones son muy llamativas ya que cada esfera va recubierta de formas diferentes que van desde unas pequeñas lágrimas de chocolate a coco rallado o incluso pueden personalizarse con algún dibujo especial lo que permite un uso muy interesante «para bodas, eventos o incluso para los hoteles que quieran ofrecer a sus clientes un regalo de bienvenida original» señala Jaime Guardiola.

Aquí puede verse un video de la tienda:

La historia de los «brigadeiros»

La historia de los «brigadeiros» en Brasil es bastante curiosa. Es un dulce relativamente joven y nace en el año 1945, en una campaña electoral. A las elecciones se presentó el brigadier (militar) Eduardo Gomes, cuyo lema electoral era vote por el brigadier que «es bonito y soltero». A un grupo de seguidoras del candidato se le ocurrió agasajarlo con un dulce hecho con leche, huevos, mantequilla, azúcar y chocolate que gustó tanto que terminó por extenderse por todo el país.

Myrelle Schreier señala que «mi madre me los hacía cuando era pequeña. Me ponía el clásico, el de chocolate negro. Yo ahora le he querido hacer un pequeño homenaje reproduciendo también la fórmula clásica del brigadeiro pero con algún toque personal».

Schreier se ha estado formando en pastelería en estos dos años «para adquirir nuevas técnicas y perfeccionar la fórmula. Logicamente he tenido una gran ayuda por parte del grupo Tribeca, de cocineros como Perico Giménez, un cocinero que borda los postres o del propio Jaime que tiene un paladar muy trabajado debido a su amplia experiencia profesional».

Durante este tiempo también han ido buscando la maquinaría necesaria para afinar los brigadeiros que se hacen en un pequeño obrador situado detrás del despacho. Schereirer destaca «que los hacemos uno a uno y además, para elaborarse se necesita una temperatura constante para que el dulce quede en la textura perfecta». Una vez realizados no necesitan mantenerse en frigorífico y están en perfecto estado durante dos semanas después de su elaboración.

Esta «brigadeira» destaca que «no existe en España ninguna tienda dedicada por completo a este dulce. Es la primera, y es también la primera en realizar esta variante para llevarlos a la excelencia».

Vista exterior de la tienda. Foto: Cosasdecome

Guardiola destaca que «las posibilidades son infinitas y ya conocemos la imaginación y el buen gusto de Myrelle. Ya estamos trabajando en sabores muy sevillanos como el de Torrija para Semana Santa o alguno especial para las próximas fiestas navideñas. También tenemos ya el encargo de hacer uno de naranja amarga y a lo mejor preparamos algo especial relacionado con la calabaza con motivo de las fiestas de Todos los Santos, ahora a principios de noviembre».

Destacan que la buena conservación del producto también «facilita mucho sus posibilidades de venta a través de internet. De hecho ya se pueden comprar a través de varias plataformas de servicio a domicilio para los que quieran disfrutar las bolattinas aquí en Sevilla o a través de nuestra propia página web con servicio para toda España». (pinchar aquí para ver la página web).

El siguiente paso que quieren dar es «investigar el tema de los salados. De hecho ya estamos haciendo alguna prueba con unas bolattinas que tenemos  con caramelo salado o chocolate con pimienta u otras que estamos experimentando con vinos. Las posibilidades son infinitas y prometedoras» indica Guardiola.

El ingrediente principal de este dulce, que está presente en la gran mayoría de las creaciones es el chocolate. El que emplean es de la marca belga Callebaut. Los chocolates también se emplean en presentaciones novedosas como lascas o perlas para recubrir los brigadeiros. Llama así la atención el colorido de las bolattinas que tienen desde un atractivo rosa para unas de fresa hasta las recubiertas de chocolate «metalizado», que da un aspecto muy brillante a las esferas, como si fueran de metal.

Todo en la tienda está muy cuidado. El espacio, una gran escaparate de entrada y luego un despacho muy limpio, todo en blanco, tan solo roto por el color de las bolattinas ha sido diseñado por la empresa Itinera de Sevilla, mientras que Fernando Fuentes se ha encargado de la presentación del producto, caracterizado por unas vistosas cajas en las que se presentan las esferas.

Las vistosas cajas en las que se presentan las bolattinas. Foto: Cedida por el establecimiento

«Estamos ante otra cosa» señala Jaime Guardiola. «No son ni bombones, ni trufas, son un dulce diferente que creemos que puede gustar mucho y además se desarrolla en Sevilla».

Horarios, localización, teléfono y más datos de Bolattinas, aquí.

…Y además

Aquí la gran guía de las pastelerías de Sevilla.

¿Quieres saber como se come en Tribeca? el buque insignia del grupo Tribeca, aquí un reportaje.

Estilo Perico

Pinche aquí para saber más.