El establecimiento ofrece este clásico de una manera diferente, como hacen los pescados en El País Vasco, con una fritada de aceite y ajo

 

Los boquerones son una de las tapas habituales en los bares andaluces, pero lo clásico es encontrarlos fritos, o abiertos aromatizados al limón o en adobo. Sin embargo en Martirio Bar, el nuevo establecimiento que abrió hace unas semanas en Gustavo Bacarisas, los ponen de una manera más original: a la bilbaina.

Carlos Mitchell, cocinero y uno de los socios del proyecto, señala que «utilizamos boquerones de las costas andaluzas de tamaño grande. Los abrimos y se les quita la espina. Además se lavan bien para que no quede rastro de sangre. Después, a la hora de servirlos, se elabora una salsa bilbaina con un buen aceite de oliva, ajos laminados, perejil y un toque de vinagre de Jerez  Cuando la mezcla está muy caliente se le pone por encima a los boquerones crudos. Con esto será suficiente para que se hagan y queden jugosos».

La ración sale a 12 euros. El establecimiento también acaba de estrenar, fuera de carta, un nuevo plato que elaboran con vieiras y que presentan en su concha con un agua chile elaborado con zumo de lima, caldo dashi (sopa de pescado de estilo japonés), jengibre, aji picante, mayonesa de Yuzu (una variante japonesa de esta salsa) y un toque de cilantro.

Las vieiras en agua chile, uno de los nuevos platos de Martirio. Foto: Cedida por el establecimiento

Horarios, localización, teléfono y más datos de Martirio Bar, aquí.

Aquí la guía gastronómica de la ciudad de Sevilla

Pincha aquí para suscribirte a Cosasdecome Sevilla