La cocina tradicional de México tiene muchas particularidades…no todo es picante

Aquí un reportaje sobre los restaurantes mejicanos «auténticos» en Sevilla

¿Quieres evitar que en tu próxima visita al mexicano el camarero vuelva a explicarte uno por uno todos los platos de la carta? He aquí la relación de los platillos y bebidas más emblemáticos de México que solventará todas tus dudas.

Los tacos conforman la base de la gastronomía mexicana. Foto cedida por Mano de Santo

Los tacos conforman la base de la gastronomía mexicana. Foto cedida por Mano de Santo

1.Taco:

Es la elaboración gastronómica mexicana por excelencia. El tradicional lo conforma una tortilla de maíz blanco. Aunque la tortilla también puede prepararse con harina de trigo o nogal. En su interior contiene algún alimento de relleno y una salsa o picante. El maíz y el taco son la base de la alimentación del mexicano. Uno de los más populares es el taco al pastor, relleno de carne de cerdo adobada cocinada en un trompo o estaca de hierro giratoria.

Enchilada de chile Poblano de Mexcalo. Foto: CosasDeComé

Enchilada de chile Poblano de Mexcalo. Foto: CosasDeComé

2.Enchilada:

La preparación de la enchilada se realiza a base de tortilla frita que se rellena de pollo, se cubren con salsa, ya sea roja o verde, y se acompaña con cebolla, crema y queso. Existen varios tipos de enchilada, entre ellas la roja, verde y de mole.

Quesadilla de camarones enchilados de Mano de Santo. Foto cedida por el establecimiento

Quesadilla de camarones enchilados de Mano de Santo. Foto cedida por el establecimiento

3. Quesadilla:

Elaboración originaria de Veracruz, consistente en una tortilla de maíz o trigo doblada por la mitad, y habitualmente rellena de queso. Se come caliente, frita o cocida en el comal (plancha típica mexicana). Pese a ser el queso un ingrediente principal, se puede prescindir de él o complementarlo con otros ingredientes.

 

Cochinita pibil del restaurante Sed de México. Foto cedida por el establecimiento

Cochinita pibil del restaurante Sed de México. Foto cedida por el establecimiento

4.Cochinita pibil:

Receta maya basada en carne de cerdo marinada en achiote, colorante muy popular en Latinoamérica. Para su elaboración la cochinita o cerdo adobado se envuelve en hoja de plátano y se cuece dentro de un horno de tierra que recibe el nombre de pib. Para la hostelería se prepara en horno convencional.

Totopos con guacamole de Chile Habanero de Jerez. Foto cedida por el establecimiento

Totopos con guacamole de Chile Habanero de Jerez. Foto cedida por el establecimiento

 

5.Totopos:

Imprescindibles de la gastronomía mexicana, son trozos de tortillas de maíz fritos hasta que adquieren una textura crujiente. Se han popularizado en medio mundo con el nombre de ‘nachos’, aunque en México se conocen como totopos. Pueden prepararse con multitud de salsas. Se emplean como aperitivos o combinarse con cualquier platillo típico mexicano.

Guacamole elaborado en el restaurante Sed de México. Foto cedida por el establecimiento

Guacamole elaborado en el restaurante Sed de México. Foto cedida por el establecimiento

6. Guacamole:

Una de las salsas más conocidas fuera de México por su versatilidad y sabor. Su historia se remonta a la época pre-colombina. Sus ingredientes base son el aguacate y el chile verde o serrano, ambos originarios de México. Habitualmente, para su elaboración se utiliza aguacate, limón, sal, pimienta, cebolla, tomate en cubitos y un poco de cilantro.

El chile, condimento mexicano por excelencia. Foto cedida por la web del Gobierno de México

El chile, condimento mexicano por excelencia. Foto cedida por la web del Gobierno de México

7. Chile:

El chile es una variedad de pimiento picante. Según revelan desde la web del Gobierno de México, en este país se conocen más de cien tipos de chile, entre los que destacan el chile jalapeño, serrano, guajillo, ancho, habanero, de árbol, cascabel, manzano, piquín, cascabel, chile de agua, etc, considerándose el » condimento nacional por excelencia».

Distintos tipos de frijoles mexicanos. Foto: página web del Gobierno de México

Distintos tipos de frijoles mexicanos. Foto: página web del Gobierno de México

8. Frijoles:

Los frijoles pertenecen a la familia de las leguminosas y son similares a las judías o chícharos. En el mundo se conocen alrededor de 150 especies de frijoles, de las cuales 70 se encuentran en México con gran variedad de tamaños y colores. Conforman un elemento esencial en la gastronomía mexicana. Según revelan desde la página web del Gobierno de México «están presentes en la mayoría de los antojitos mexicanos, por ejemplo, sopes, panuchos, tlacoyos, y por supuesto en las enfrijoladas, también son ingrediente básico de muchos platillos famosos como el caso de los frijoles puercos de diversas regiones del país o los frijoles charros, clásicos del norte de nuestro país».

9. Moles:

No se trata de un plato propiamente dicho sino un tipo de salsa básica o combinación de ingredientes. También se entiende por mole a un grupo de platillos que tienen en común el hecho de prepararse con una base de chiles y especias. En México existen casi un centenar de moles distintos. Algunos de los más populares son el mole poblano, el mole negro, el mole rojo, el mole verde y el chimole.

Ensalada de nopales con aguacate de Sed de México. Foto cedida por el establecimiento

Ensalada de nopales con aguacate de Sed de México. Foto cedida por el establecimiento

10. Nopales:

El nopal es un árbol de hojas muy anchas, grandes y con espinas, parecido a lo que aquí en el sur conocemos como Chumberas. Estas hojas de nopal se cortan en tiras y, una vez desespinadas, se asan con aceite de oliva, pimienta ajo y sal, en ocasiones cilantro y maíz. Pueden acompañarse de quesillo. Con ellos se pueden preparar también tacos, quesadillas, o se servir de acompañamiento para alguna comida.

Aguachile del restaurante Sed de México. Foto: CosasDeComé

Aguachile del restaurante Sed de México. Foto: CosasDeComé

11. Aguachile:

Elaboración conocida por su picor debido al tipo de chile que se utiliza en su preparación. Se trata de un caldo elaborado con frutos redondos y pequeños que se dejan secar y marinar junto con chiles chiltepines para que absorban su sabor y picante característico. Sus ingredientes principales son el camarón, tiras de cebolla, tiras de pepino, limón, agua y por supuesto el chile.

12. Pozole:

Caldo de maíz que pueden adoptar distintas tonalidades, normalmente roja, verde o blanca, según sus ingredientes.  Se elabora tanto con carne de res, puerco o pollo como con aguacate, chile o cebolla. Aunque el ingrediente indispensable es el grano de maíz tierno conocido como cacahuazintle.

13. Alambres:

Su nombre proviene de la brocheta, o alambre, que se utiliza para su preparación. Aunque también pueden elaborarse en una cacerola. Los alambres contienen trozos de carne de res, tocino, pimiento morrón y cebolla. Normalmente se sirven ​con tortillas, ya sea de harina o maíz,  y salsa picante.​

Agua fresca de Mano de Santo. Foto cedida por el establecimiento.

Agua fresca de Mano de Santo. Foto cedida por el establecimiento.

14. Bebidas.

Si amplia es la variedad de platos que componen en la cocina tradicional mexicana, sus bebidas autóctonas no se quedan atrás. Comencemos por el tequila, bebida mexicana por excelencia, que se obtiene de la fermentación y destilado exclusivo del agave azul o agave tequilana, una planta típica de México. Similar al tequila pero más potente es el mezcal, elaborado a partir de la destilación del corazón del agave sin necesidad de que éste sea de la variedad azul. Mientras la graduación del tequila es de 38 grados, la del mezcal oscila entre 37, 45 y 50.

Del tequila proviene el más famoso entre los cócteles de México: el Margarita, elaborado con el ya mencionado tequila,  triple seco y zumo de lima.  A la hora de beber cerveza, los mexicanos prefieren las micheladas donde mezclan las rubias tipo Coronita con zumo de limón, sal y tabasco u otros aderezos similares.

En lo que a bebidas no alcohólicas se refiere, en México gozan de gran popularidad las aguas frescas hechas a base de agua, frutas o granos, y azúcar. Las más conocidas son el agua de Jamaica, de limón, de naranja, de tamarindo y de horchata de arroz.

Agradecimiento

Agradecemos a Carlos Molina, gerente del restaurante Sed de México de Tomares, su inestimable ayuda para elaborar este reportaje.

Otras guías de restaurantes que serán fundamentales en tu vida:

Diccionario de urgencia (japonés-gaditano) para ir a un bar de sushi y no hacer el candao

Los ocho cortes de vacuno de moda entre los carnívoros

Aquí una relación de restaurantes mejicanos y tex mex en la provincia de Sevilla

Aquí una relación de restaurantes de «otras cocinas» en Sevilla