Ni un mes después de su mudanza a un establecimiento de 180 metros cuadrados, la hamburguesería de alta cocina de los hermanos Higueras vuelve a acumular varias semanas de lista de espera. Sus propietarios ya planean abrir un segundo restaurante en el Aljarafe a finales de año.

 

En un poco más de un año de vida se ha convertido en la hamburguesería gourmet de moda en Sevilla. El motivo: sus elaboraciones de vaca gallega madurada en pan brioche artesano, que no dejan a nadie indiferente. Hasta el punto que Burger Food Porn, el establecimiento de hamburguesas de alta cocina de los hermanos Higueras, acaba de estrenar nuevo local para dar respuesta a esta demanda. Un establecimiento ubicado en el número 25 de la avenida de Alemania, en los Bermejales, con capacidad para 180 comensales. Aunque quizás no resulte suficiente. Según explica Juan Higueras, chef y copropietario de Burger Food Porn, ni un mes después de su traslado vuelven a acumular varias semanas de lista de espera. «Esperaba calar en la clientela pero no tan pronto», confiesa el cocinero. El éxito de los hermanos Higueras es tal que ya planean abrir un segundo establecimiento en la zona del Aljarafe antes de finales de año. Se orientará especialmente a las hamburguesas para recoger y llevar a domicilio. El fenómeno Burger Food Porn ha llegado para quedarse.

Aunque, en primer lugar, desean asentarse en este nuevo local que inauguraron el pasado 13 de mayo «con un estilo desenfadado, callejero y, sobre todo, con mucha personalidad, en la línea de nuestro concepto gastronómico». Hasta él, espacioso, plagado de grafitis, sillas industriales de colores y con una amplia terraza exterior, trasladan los hermanos Higueras sus máximas a la hora de preparar sus elaboraciones. Entre ellas, Juan Higueras destaca la apuesta por las carnes de ternera gallega madurada, las patatas cortadas a cuchillo y el pan artesano de fórmula secreta del prestigioso panadero Ángel Puchi. Todo ello de elaboración artesanal y diaria.

Además, el recién estrenado Burger Food Porn trae consigo novedades en la carta de la hamburguesería. En este sentido, la más importante consiste en la consolidación de una oferta de seis hamburguesas fijas, en vez de contar con una modificación mensual o bimensual de las mismas. «En un principio, nuestros clientes buscaban cambios constantes. Ahora ya nos conocen y saben lo que quieren, así que se lo daremos». Junto a estas elaboraciones permanentes habrá una ‘burger secret’ cada mes cuyas características e ingredientes, según explica Juan Higueras, solo podrán conocerse una vez que la persona se encuentre en el local y acepte el reto de consumirla. Entre las permanentes se apostará por clásicas como la Kika, compuesta por costilla a la barbacoa, guacamole, cebolla caramelizada, queso gouda, rúcula y mahonesa, o la algunas recién estrenadas como la de buey con 200 días de maduración. «En general hemos incrementado la maduración de nuestras carnes. Pero esta se trata de una hamburguesa muy potente, que hay que saber comerla. La sacamos muy por debajo de su punto», explica Juan Higueras.

Juan Higueras con una de sus elaboraciones. Foto: CosasDeComé

Juan Higueras con una de sus elaboraciones. Foto: CosasDeComé

También en el apartado de estrenos, Burger Food Porn ha incluido unos croquetas de vaca rubia gallega. «que están sorprendiendo mucho. Nos encanta innovar. Siempre». En este sentido, Higueras se siente pionero en un concepto de hamburguesa mimada al extremo y elaborada con materiales de calidad, diametralmente opuesta a la idea de comida basura con la que durante años se asoció a este producto. «Desde mis primeros años de trabajo en Barcelona en restaurantes de alta cocina confié mucho en este modelo de restaurante, que no existía por aquel entonces en España». Así, relata Higueras, que parte del éxito de Burguer Food Porn radica «en lo diferente y en el nivel gastronómico de este proyecto, donde hemos inventado desde nuestra propia salsa chédar para recubrir casi por completo una hamburguesa, hasta burguers con crema de galletas».

Este sello tan personal y siempre artesanal de la marca de los hermanos Higueras hace que, debido al éxito obtenido, planifiquen su expansión con una clara idea en mente: Burguer Food Porn nunca será una franquicia. «Seguiremos creciendo pero cada local tendrá producción propia y elaborará cada uno de sus productos. Ante todo vamos a mantener nuestra esencia».

La nueva ubicación de la hamburguesería también cuenta con terraza. Foto: CosasDeComé

La nueva ubicación de la hamburguesería también cuenta con terraza. Foto: CosasDeComé

 

Más sobre Burger Food Porn, aquí. 

…Y además