El chef José María Tavallo inaugura una nueva línea de recreación de clásicos sevillanos. Ya lo ha hecho con el serranito y ahora se atreve con este famoso filete en salsa.

La idea surge de un excedente de productos que el chef de la Croqueta Coqueta, José María Tavallo, mantenía tras el confinamiento. Respaldado por la buena respuesta que su servicio de Telecroqueta ha obtenido durante los meses de encierro, el joven cocinero ha decidido rendir tributo a grandes clásicos sevillanos a través de sus elaboraciones abechameladas. Dicho y hecho. Si hace menos de un mes, Tavallo daba vida a las croquetas serranito, la semana pasada hizo lo propio con las de solomillo al whisky. «Voy a seguir innovando siempre. Así la gente llegará a apreciar de verdad todas las posibilidades que tiene una croqueta», manifiesta.

Para elaborar estas croquetas de solomillo al whisky, el chef explica que ha utilizado solomillos ibéricos confitados a baja temperatura, caldo de cerdo reducido a glasé y ajo que pocha con cebolla, laurel y piel de limón. «Luego se añade whisky, se flambea, se le une el caldo y se cuela todo»

Las especialidades de la Croqueta Coqueta pueden adquirirse al precio de ocho euros el medio kilo (15 unidades) y 15 el kilo (30).

Más sobre la Croqueta Coqueta, aquí.

La receta del solomillo al whisky tradicional, aquí