Sanbers elabora artesanalmente su propia versión en gran tamaño y de unos 600 gramos del clásico San Jacobo que rellenan de jamón serrano y quesos cheddar y gongonzola.

 

Se trata de uno de los fuera de carta con mayor aceptación del restaurante Sanbers. Hasta el punto que ha sido su demanda lo que lo ha rescatado recientemente para que vuelva a ofrecerse como sugerencia del chef. El cachopo gigante regresa a los fogones del restaurante de los Bermejales, esta vez de la mano del chef Jesús Marchante que junto a Álvaro Flores tomaban en agosto de 2020 las riendas del establecimiento. Es el propio Marchante quien prepara artesanalmente esta elaboración de unos 600 gramos de peso, compuesta de carne de vacuno aderezada con trufa y rellena de jamón serrano al corte y quesos cheddar y gorgonzola. «Preferimos esta mezcla de quesos antes del cabrales que mata el sabor de la carne», puntualiza el chef que se encarga hasta del fileteado del cachopo para controlar todo su proceso de producción.

A la hora de su presentación, en Sanbers acompañan esta elaboración, que se cotiza a 25 euros y de la que pueden comer unas tres o cuatro personas, de un plato de patatas con huevo y tartufo.

Las sugerencias fuera de carta como el cachopo gigante son uno de los pilares gastronómicos de la nueva andadura de Sanbers. Según explica Marchante, el establecimiento de los Bermejales juega con productos de temporada mediante este formato. Asimismo, los nuevos propietarios han mantenido los clásicos de la carta del local «aunque mejorando la calidad de los productos y su elaboración». Además, se han incorporado algunas novedades como un tartar de salmón y mango, ensaladilla de pulpo, alboronía de verduras y algunas ensaladas «para darle un toque de actualidad».

La foto de arriba es del tapatólogo José Balonga.

Más sobre Sanbers, aquí.