El grupo hostelero de Cristóbal Escalona mantendrá gran parte de la oferta gastronómica del mítico establecimiento de la Alfalfa con el que se ha hecho después de que echara el cierre a principios de noviembre.

 

Pese al cierre del histórico bar Manolo de la Alfalfa debido a la crisis del coronavirus, sus famosas pavías de bacalao y merluza volverán a cobrar vida a partir del mes de marzo. Ellas y gran parte de la oferta gastronómica tradicional del establecimiento, compuesta en su mayoría por fritos sevillanos y guisos caseros, resucitarán en el mismo local, tras su adquisición por parte del grupo hostelero Spala. Una línea continuista que el grupo de Cristóbal Escalona pretende mantener a sabiendas «de lo que disfrutaba el sevillano de estas pavías o de los caracoles o desayunos del bar Manolo, que también seguirán de nuestra mano». Para las primeras, Escalona no cuenta con la receta original del establecimiento de la Alfalfa, aunque sí con el proveedor de la merluza y el bacalao con el que se preparaban. «Seguiremos la fórmula clásica de la pavía sevillana, le daremos idéntica forma y pretendemos conseguir el mismo sabor que las de siempre», manifiesta Cristóbal Escalona.

El nuevo establecimiento, al que el grupo Spala someterá a obras de mejora aunque sin alterar su estilo clásico y respetando su histórica barra, tiene previsto abrir sus puertas en marzo del próximo año. Su propietario anterior Félix Jiménez se vio obligado a echar el cierre a principios de noviembre tras 85 años de vida.

Con Casa Manolo, que así bautizará el grupo de Escalona al nuevo bar Manolo, Spala contará con siete restaurantes actualizados y/o puestos en marcha en los últimos tres años. A esta última adquisición del establecimiento de la Alfalfa, se suman La Escaloná, Malvaloca, Spala Imagen, Mamá Carmen, Casa Andrés, y Doña Encarna.

Más sobre el Grupo Spala, aquí.