¿Qué me como? de Camas cuenta con una variedad de una treintena de estas elaboraciones en las que huevo y patatas conviven en perfecta armonía con gambas al ajillo, bacalao al pilpil, morcilla de Burgos o ragut con mostaza.

 

En la tienda de comidas caseras camera ¿Qué me como? elegir un tortilla va más allá del recurrente enfrentamiento entre detractores de la cebolla y amantes de la misma. De hecho, lo supera y complica con hasta una treintena de opciones más, a cual más original. Tortillas de patatas con gambas al ajillo, bacalao al pilpil, morcilla de Burgos, ragut con mostaza o espinacas y langostinos a la crema pueden encontrarse en este establecimiento de Camas que nació hace casi una década del ingenio culinario de Jorge Toro, su chef y propietario. “En un principio no pensamos en especializarnos en tortillas. Era solo un producto más pero empezaron a coger fama. Y con los años fuimos diversificando la oferta”.

El establecimiento prepara aproximadamente unas 500 tortillas al mes. Foto cedida por ¿Qué me como?

El establecimiento prepara aproximadamente unas 500 tortillas al mes. Foto cedida por ¿Qué me como?

Y es que para Toro esta elaboración tradicional conlleva “un infinito número de posibilidades” “Todo lo que combine con una base de patatas y huevos, tiene cabida en una tortilla. Es así de simple”, sentencia el propietario de ¿Qué me como? quien desvela que es la tortilla de gambas al ajillo la que cuenta con más adeptos entre los clientes del establecimiento. Le siguen en este raking tortillil la clásica con cebolla, la de boletus, langostinos y queso payoyo y, en cuarto lugar, la de cuatro quesos.

Todas ellas son elaboradas por el propio Jorge Toro con patatas monalisa cortadas a la vieja usanza, huevos naturales y ecológicos y aceite de oliva “a 85 grados para evitar riesgo de salmonelosis”. “Las hacemos con ingredientes de calidad y con mucho cariño, dos de los secretos de su éxito”. El tercero está en la habilidad del propio Toro para que adquieran una jugosidad característica. “A nuestros clientes no les gustan las tortillas secas”

El propietario ¿Qué me como? Se entrega en la preparación de cada una de estas elaboraciones de kilo y medio de peso para personalizarlas al máximo. Eso sí, tiene un límite. “No admitimos más encargos de los que podamos preparar con la calidad que nos define”, aclara. Aún así, el establecimiento de Camas vende aproximadamente unas 500 tortillas al mes y goza de una fama en la zona del Aljarafe que le ha convertido en referente de su sector. “Tenemos clientes fieles de todos los puntos de la provincia de Sevilla. Incluso durante esta etapa de coronavirus nos han respaldado y hemos sido capaces de capear el temporal”

Más sobre ¿Qué me como?, aquí.

Los tortillones de papas superan el coronavirus, aquí. 

Más establecimientos de comida a domicilio en Sevilla y provincia, aquí.