Coincidiendo con la festividad de Tosantos, el 1 de noviembre, el establecimiento invitará a chocolate con picatostes y a migas a sus clientes a la vez que inaugurará su oferta de platos vinculadas con esta estación del año.

El día de Todos los Santos llega de manera oficial el otoño a la Antigua Abacería San Lorenzo. De esta forma, como marca la tradición en este establecimiento, el día 1 de noviembre los clientes podrán degustar de manera gratuita a la hora del desayuno unos churros con picatostes y migas durante el almuerzo. Además, se abrirá el mosto de ‘El Bombero’ procedente de la Sierra de Huelva, un vino sin tratar, de tirada corta y que Ramón López de Tejada, propietario de la abacería, y su equipo, consideran «de los mejores mostos naturales que se puedan encontrar».

'Mosto del Bombero', preparado para su apertura el 1 de noviembre. Foto cedida por el establecimiento.

Mosto de ‘El Bombero’, preparado para su apertura el 1 de noviembre. Foto cedida por el establecimiento.

Además de este vino joven tan vinculado a esta estación del año, la Antigua Abacería de San Lorenzo vuelve a ofertar sus especialidades gastronómicas de corte otoñal «en lo salado y lo dulce». «Como es lógico, no orientamos a las frutas y verduras de temporada», aclara López de Tejada. Así, productos como calabazas, tagarninas,  collejas, berenjenas, granadas, batatas, membrillos, castañas, níscalos, perdices, patos o faisanes se adueñan de unos platos entre los que el propietario destaca las habichuelas con castañas, la carne de caza con pasas, la ensalada con membrillo o la tarta de arroz con leche. Las migas, además del día 1, también pueden consumirse el resto de la temporada.

Más sobre la Antigua Abacería de San Lorenzo, aquí.