Escarcha, la nueva gastro-cervecería que el grupo Mesón Serranito ha abierto en Montequinto, sirve  cervezas a menos seis grados, justo en el instante previo a la congelación. Cuentan con más de sesenta variedades nacionales e internacionales que se mantienen heladas gracias a una originales cubetas con hielo incrustadas en las mesas

 

 

 

No son pocos los bares sevillanos que se jactan de servir la cerveza más fría de toda la ciudad y sus alrededores. Pero no tantos pueden dar fe expresa de ello. Al menos a nivel técnico. En Escarcha, la gastro-cervecería que el grupo Mesón Serranito ha abierto hace unos meses en Montequinto, lo consiguen. Y lo atestiguan gracias a unas cámaras de refrigeración que mantienen estas bebidas de cebada en el punto justo previo a la congelación. Heladas. Concretamente a menos seis grados. “Desde que proyectamos este establecimiento nos obsesionaba tratar la cerveza como nadie. Y servirla helada y perfecta. Es nuestra seña de identidad”, relata Alejandro Cabeza, creador de Escarcha junto a su padre, José Luis Cabeza, propietario de los tres populares restaurantes de Mesón Serranito en Sevilla. Les acompañan en esta andadura María de los Ángeles García y Ángeles Cabeza, esposa e hija de José Luis.

José Durán y la familia Cabeza junto a la cámara de refrigeración de las cervezas y las cubetas que las mantienen heladas. Foto: CosasDeComé

José Durán y la familia Cabeza junto a la cámara de refrigeración de las cervezas y las cubetas que las mantienen heladas. Foto: CosasDeComé

Una iniciativa familiar que se gestó durante la pandemia. En un principio pretendía convertirse en una cervecería tradicional donde se reubicarían algunos de los empleados afectados por el ERTE de la empresa. Pero, poco a poco, este local de la calle Historiador Juan Manzano de Montequinto fue adquiriendo personalidad propia. “Sevilla es cervecera por definición. Así que nos plateamos hacer algo innovador en ese sentido”, relata Alejandro Cabeza. En primer lugar, con una oferta de más de sesenta cervezas de diferente procedencia y composición. “Realizamos una fuerte apuesta por las artesanas y las andaluzas, que funcionan muy bien. Aunque también tenemos de importación”, relata José Durán, gerente de Escarcha. Además cuentan con tiradores de cerveza Cruzcampo de última generación y barriles siempre fríos.

Escarcha oferta más de sesenta cervezas, nacionales y de importación, a menos seis grados. Foto cedida por el establecimiento

Escarcha oferta más de sesenta cervezas, nacionales y de importación, a menos seis grados. Foto cedida por el establecimiento

Para completar la experiencia cervecera, Alejandro y José Luis Cabeza, junto con Durán, diseñaron unas cubetas de hielo que se integran en las mesas del establecimiento como si de unas cubiteras fijas se tratara. “Llega un momento en el que el problema no es sacar el botellín frío, sino mantenerlo. Por eso nos quebramos la cabeza para dar con este invento pionero”, explica José Luis, satisfecho con el resultado.

Todas las mesas del establecimiento cuentan con estas cubiteras integradas de invención propia. Foto: CosasDeComé

Todas las mesas del establecimiento cuentan con estas cubiteras integradas de invención propia. Foto: CosasDeComé

Pero el atractivo de Escarcha no queda tan solo reducido a su oferta cervecera. El espacio de la familia Cabeza se define como gastro-cervecería y da buena prueba de ello a través de una carta variada de cocina de base tradicional con toques actuales. “Nos gusta que nuestro cliente disfrute de la experiencia de Escarcha en todos los sentidos. No solo a la hora de beber. Nuestros platos también tienen numerosos atractivos”, puntualiza José Luis Cabeza. De esta forma, en Escarcha se especializan en carnes maduradas como el T-Bone o el Tomahawk de vaca aunque también destacan propuestas como la costilla de ternera a baja temperatura con lacado oriental o la presa ibérica a la brasa con costra teriyaki. Gozan de gran aceptación los tacos de cochinita pibil, las gyozas vegetales con mayonesa de soja, las tortas de sardinas o el pulpo braseado. Todo ello sin dejar de lado clásicos como guisos, aliños del día o croquetas de jamón.

Para maridar estos platos, además de su amplia variedad de cervezas heladas, el nuevo establecimiento de la familia Cabeza cuenta con una bodega de un centenar de referencias ‘no habituales’ seleccionadas por el sumiller Rafa Bellido, presidente de la Federación de Sumilleres de Andalucía y de Sevilla.

Pese a ofrecer las que son, probablemente, las cervezas más frías de Sevilla y alrededores, Escarcha se muestra como un espacio cálido y amplio. Madera y forja predominan en este local de más de trecientos metros cuadrados decorado de una forma muy personal. Cada uno de los detalles y objetos han sido cuidadosamente seleccionados por Ángeles Cabeza y su madre, Ángeles García. «Buscábamos una línea actual pero que no fuera una copia burda de las tendencias de hoy en día. Queríamos que tuviera alma» Junto al salón principal, que separa mesas altas y bajas, el establecimiento cuenta con un reservado y una amplia zona de terraza de más de cuatrocientos metros cuadrados.

La gastro-cervecería Escarcha no es el único proyecto hostelero en el que se encuentra inmersa la familia Cabeza en los últimos años. También alejado del concepto de restaurante tradicional, los propietarios del grupo Mesón Serranito ultiman detalles de un nuevo establecimiento de corte actual que verá la luz a corto plazo en el centro de Sevilla.

Más sobre Escarcha, aquí

…Y además

Aquí más sitios especializados en cervezas artesanales en Sevilla